La otra cara del desperdicio de alimentos

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Hambre, malnutrición, desigualdad y, además, cambio climático

[/vc_column_text][vc_column_text]¿Acaso puede tener algo bueno que un tercio de los alimentos producidos en el mundo se desperdicie? Obviamente, no.

El hambre, la malnutrición y la desigualdad están ligadas, de alguna manera, en mayor o menor medida, al derroche. Sin embargo, no son los únicos problemas que se pueden encontrar en relación a este tema.
El cambio climático es otro tema al que deberíamos ponerle el ojo. Es que según un informe reciente del Instituto PIK, la agricultura genera hasta un 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Entonces, además de todos los males ya mencionados, “si evitáramos que se pierda y se tire comida, bajarían también las emisiones y contribuiríamos a mitigar el cambio climático”, sostiene Prajal Pradhan, uno de los autores del informe.

Por otra parte, el mismo informe alerta sobre un posible aumento en los desperdicios, si China e India continúan “occidentalizando” su alimentación, es decir, agregando mayor consumo de carne a sus dietas. Es un tema que cabe destacar, que los países más ricos consumen más de lo necesario o, simplemente, lo botan a la basura.
Más allá, de este último dato, es nuestra responsabilidad como ciudadanos de países y un mundo con problemas de alimentación y medio ambiente, responsabilizarnos desde donde nos toca, para reducir el desperdicio de alimentos y entender que el cambio climático y una sociedad con hambre, son problemas comunes a todos.[/vc_column_text][vc_raw_html]

JTNDcCUyMHN0eWxlJTNEJTIydGV4dC1hbGlnbiUzQWNlbnRlciUzQiUyMiUzRSUzQ2ltZyUyMHNyYyUzRCUyMmh0dHAlM0ElMkYlMkZidWNrZXQxLmdsYW5hY2lvbi5jb20lMkZhbmV4b3MlMkZmb3RvcyUyRjMzJTJGMjA4NTEzM2g3NjUuanBnJTIyJTJGJTNFJTNDJTJGcCUzRQ==

[/vc_raw_html][/vc_column][/vc_row]