¿Clases sin asignaturas y a los gritos?

¿Qué es el Aprendizaje Basado en Proyectos? ¿Cómo funciona? ¿Cuáles son sus valores? Conoce todo aquí.

 

El Aprendizaje Basado en Proyectos es una metodología de enseñanza-aprendizaje que busca disminuir la importancia de la presencia de las materias para poner el foco en desafíos (o proyectos) que los alumnos tienen que trabajar desde distintos puntos de vista. Para la resolución de estos desafíos, se aplican conocimientos específicos de las asignaturas, pero de forma práctica y con el alumno como protagonista.

Lo novedoso de esta metodología, además del no uso tradicional de las materias, es que promueve el trabajo en equipo de forma permanente. Los estudiantes trabajan colaborativamente para alcanzar las metas y cumplir con los proyectos. Se apoyan entre ellos, se dividen las tareas, enfrentan conflictos y asumen responsabilidades, interactuando en vez estar en silencio como suele ser.

Y no sólo eso; también promueve un mayor involucramiento por parte de los padres. El docente los convoca a dar talleres sobre sus áreas de especialidad, para que colaboren con los estudiantes aportando conocimientos para el armado de los proyectos. También los invita a jornadas de creatividad y lectura.

Algunos países del mundo ya usan esta metodología en muchas escuelas. Con Finlandia a la cabeza, todos los establecimientos educativos donde se aplica el Aprendizaje Basado en Proyectos, muestran buena aceptación y resultados de rendimiento.