¿Conoces el aprendizaje colaborativo?

Aquí te mostramos cómo es la educación en la que el protagonista es el alumno

 Hay una nueva (ya no tan nueva) forma de educar, y es poniendo al alumno en el centro del aprendizaje, no simplemente como un oyente del profesor, sino como protagonista.

Diversas metodologías y materiales fueron apareciendo desde hace años y están cada vez más consolidadas en muchos países. La clave, según los especialistas, está en la motivación y el empoderamiento de los estudiantes para que construyan el aprendizaje juntos.

Algunas de las metodologías y herramientas existentes son las siguientes:

Aprendizaje Basado en Proyectos

En el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) los alumnos aprenden aspectos de distintas disciplinas a través de la realización de un proyecto basado en un problema real. Se trabaja en equipo, con división clara de tareas, y estimulando el pensamiento crítico y la colaboración.

Aula Invertida

Con esta metodología, tal como dice el nombre, se invierte el sistema tradicional de aprendizaje en clase y tarea en casa. Lo que sucede en este caso es lo inverso: el alumno accede al conocimiento teórico desde la casa (a través de libros, videos, etc.) con el acompañamiento de la familia, y en la escuela se realizan trabajos y tareas prácticas, mayormente grupales.

Comentarios