Lo más básico de la existencia es la alimentación.
El acceso a los alimentos es el derecho más importante de cualquier persona.

¿El rocío puede alimentarnos?

Combatir la pobreza con agricultura familiar

Reductores de desperdicio

Del buen provecho al Buen Aprovecho

La app para no desperdiciar alimentos

El compostario

Una idea para compostar a escala comunitaria

 

El Grupo Asuma es una cooperativa argentina compuesta por jóvenes profesionales de diversos rubros. Su objetivo principal es la sustentabilidad del ambiente a nivel micro y macro (casas, barrios, ciudades).

En este sentido, uno de sus proyectos, próximo a lanzarse es el “Compostario”, una máquina para acelerar los procesos de compostaje a escala comunitaria y de esa forma colaborar con la descentralización de los residuos, porque lo orgánico tiene un valor incalculable para los suelos; no debe mezclarse con la basura.

¿Qué diferencia al Compostario de una compostera tradicional?

Principalmente, la aceleración de los tiempos de compostaje y la garantía de la no contaminación de su contenido. Está pensado y diseñado para que el propio aparato regule su actividad en base a los residuos que se le vayan metiendo.

Una gran idea de los chicos de Grupo Asuma. Ojalá puedan lanzarlo pronto. En las comunidades y en las escuelas, es un elemento que será de gran utilidad.

compostario

3

 

Más información

http://grupoasuma.com/privado/compostario/

http://grupoasuma.com/organizacion/

 

 

La red de almaceneros

Tomates en el desierto

Te mostramos el futuro de la producción de alimentos

 

En verdad, ya es el presente. Porque está activa en Australia y se está comenzando réplicas en otros países del mundo.  Hablamos de una forma de agricultura casi de ciencia ficción, pero real.

En el desierto australiano, al sur del país, una empresa está revolucionando la producción de tomates a través de un sistema que sólo usa agua de mar y sol, y con ese método logra producir, en 20 hectáreas, 17.000 toneladas anuales.

El invernadero gigante trae agua del mar Spencer (ubicado a dos kilómetros) y la desaliniza con una planta que funciona únicamente con energía solar. Esa agua es luego utilizada para el riego de las 180.000 plantas que tiene.

La energía solar es producida por una torre de 150 metros alimentada por los rayos que le refractan 23.000 espejos que apuntan hacia ella.

Una idea más pensando en la seguridad alimentaria.

 

 

 

¿Conoces algo parecido en tu país o en el mundo? ¡Cuéntanos!

 

Más información

http://www.sundropfarms.com/

https://www.xataka.com/ecologia-y-naturaleza/agua-marina-y-sol-es-lo-unico-que-necesita-esta-futurista-granja-para-funcionar-en-el-desierto

La revolución de la papa

La alta cocina y la dignidad de los campesinos de Los Andes

 

 

En plena era de la producción masiva, la comida sin gusto y la desigualdad entre las personas, queremos mostrarte algo que rompe con este esquema; un cambio social vinculado a la producción de alimentos.

Se trata de una revolución alimentaria. Los chefs peruanos saben que su éxito se debe, en gran parte, a la materia prima con que trabajan. Por eso, entienden que deben hacer visibles la cultura y el trabajo de sus proveedores: los campesinos tradicionales, el gran secreto de la cocina peruana.

Te invitamos a ver este video para conocer más sobre esta revolución alimentaria que le asigna valor al trabajo de las personas en los cultivos ancestrales: