Lo más básico de la existencia es la alimentación.
El acceso a los alimentos es el derecho más importante de cualquier persona.

¿Cambio climático = hambre?

En busca de la habitabilidad del planeta…

La producción de alimentos se ve obligada a adaptarse a causa del cambio climático que sufre el planeta tierra. Las sequías causan estragos en distintos puntos del globo, sobre todo en los países en desarrollo, los más afectados por el cambio climático y la dificultad de sobreponerse a él.

Si no se hace algo al respecto, corre riesgo nuestra alimentación y la de nuestros descendientes.

Sin embargo, no todo está perdido. Un plan de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) y el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) ya está en marcha en distintas partes del mundo para prevenir y planificar la agricultura y, de esa manera, velar por la seguridad alimentaria en el mundo.

Se trata del Programa de integración de la agricultura en los planes nacionales de adaptación, que se propone contribuir a la mejora de los procesos de planificación y presupuesto a mediano y largo plazo en ocho países que ya emprendieron iniciativas al respecto. Estos son: Vietnam, Zambia, Kenya, Nepal, Filipinas, Tailandia, Uganda y Uruguay.

“Nuestra seguridad alimentaria en las próximas décadas depende de nuestra capacidad colectiva para innovar y adaptarnos al cambio climático. El sector agrícola es fundamental para todas las naciones y un elemento vital para la subsistencia. Por tanto, la FAO y el PNUD han unido fuerzas para apoyar a los países socios a integrar la agricultura en los procesos Planes nacionales de adaptación (PNA)”, aseguró Adriana Dinu, coordinadora ejecutiva de la Unidad de Finanzas del Medio Ambiente Mundial del PNUD.

El plan, que demandará 12 millones de dólares, será financiado íntegramente por el Ministerio Alemán de Medio Ambiente, y durante cuatro años, estos ocho países recibirán asesoramiento sobre políticas, apoyo técnico en materia de agricultura, forestación y pesca, colaboración en la gestión y elaboración de presupuestos, planificación productiva, fortalecimiento de la información, formulación de proyectos y coordinación entre instituciones gubernamentales.

Para saber más sobre el tema, entra en este enlace:

http://www.fao.org/news/story/es/item/326840/icode/

¿Se puede acabar con el hambre?

Hambre Cero: el sueño de Brasil

FAO

 

Te invitamos a ver este video que, si bien es un poco largo (17 minutos), vale la pena para conocer uno de los programas más fuertes de América Latina en seguridad alimentaria.

Los 160 dólares que pueden cambiar al mundo

Con muy poco, de verdad, se puede garantizar la seguridad alimentaria de muchos

 

¿Nos creerías si te dijéramos que con una inversión de tan sólo U$S 160 más al año, se acabaría con el hambre crónica de una persona?

Pues sí, así lo informa la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura). Sólo eso hace falta para que cada persona que vive en la pobreza extrema abandone el hambre crónica, es decir que tenga garantizada su seguridad alimentaria. Una inversión menor al 0,3% del PBI mundial. No parece tanto, ¿no?

También dice que, si bien el mundo avanzó en esta materia durante los últimos años, todavía hay 800 millones de personas que carecen de alimentos suficientes. Si todos estos vivieran en un mismo país, sería el tercer país más poblado del mundo. Y si seguimos así, para el año 2030 el número bajará tan sólo a 650 millones.

Entonces, ¿por qué no invertir esa cantidad de dinero y bajar este número considerablemente?

Según la propia FAO el nudo está en combinar la protección social con las inversiones a favor de los pobres, en agricultura, desarrollo rural y zonas urbanas. Si se desatiende alguna de las tres y no cooperan la inversión pública y la privada, el proceso de cambio no funcionaría.

Las inversiones, además de garantizar la seguridad alimentaria de las personas, también deberían orientarse a la formación, la creación de empleo, la vivienda, la salud y el desarrollo de capacidades, para lograr que se acabe  con el asistencialismo y que cada cual pueda mantenerse por sí mismo.

 

Si te interesó, lee más aquí:

http://www.fao.org/news/story/es/item/298252/icode/

La Bóveda del Fin del Mundo

El caso Noruega

El otro me importa. País número  uno en la tabla de Desarrollo Humano de la ONU desde 1990. Cero % de pobreza. ¿Modelo o referencia de valor? ¿Cómo lo hicieron? Bernardo Kliksberg nos lo cuenta en este video

 

 

Comiéndonos al hambre

Aplausos de la FAO para los países de la región en su guerra contra el hambre y la desnutrición. El mundo aprende de América Latina

José Graziano da Silva, el director general de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), felicitó, en septiembre de 2014, a América Latina (y en particular a los países del MERCOSUR) por su gestión en materia de seguridad alimentaria.
Destacó tres elementos fundamentales en los que se basaron los países de la región para pelear contra el hambre; estos son: decisión política (el derecho a la alimentación es una obligación del estado), fortalecimiento y fomento de la agricultura familiar combinada con políticas sociales, y por último, coordinación de políticas intragubernamentales y trabajo en conjunto entre el sector público y privado.

Expertos abogan por una agricultura sostenible para combatir el hambre y el cambio climático

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Representantes de organismos internacionales y de países de la región participan los días 26 y 27 de agosto en un seminario en la sede de la CEPAL.

Altos funcionarios de gobierno y de organismos internacionales y especialistas en la materia coincidieron hoy en que impulsar un cambio de paradigma hacia una agricultura sostenible es el camino para combatir tanto el hambre como el cambio climático, todo ello con miras a la nueva agenda de desarrollo 2030 que se aprobará en septiembre y al acuerdo contra el calentamiento global que se firmará en diciembre.

Continúa leyendo aquí: http://bit.ly/1keJkCH

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Una pérdida inconcebible

 

Un informe de la FAO dejó en jaque a la región. Sorprenden las cifras de los alimentos que se desperdician

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) informó que en América Latina y el Caribe se desperdicia tanto alimento como el necesario para erradicar el hambre en la región.

Para elaborar el informe, tomaron como parámetro de desperdicio, a los alimentos con valor nutricional que se desechan, tanto en la producción, como en el transporte y en el almacenamiento: un 28% los desperdiciamos los consumidores, otro 28% se pierde durante la producción, un 17% en el mercado y en la distribución, un 22% en el almacenamiento y el 5% restante, en el procesamiento.

Jason Clay, vicepresidente de la Fundación Vida Silvestre (World Wide Fund), afirma que si se toman decisiones estratégicas, no es necesaria la sobreproducción de alimentos. Lo que se termina desperdiciando, porque no entra en el circuito comercial o por exceso y abuso en las compras de los mercados, restaurantes y viviendas, se puede reducir en grandes cantidades antes del año 2050.

[vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=uEa3FRm-ynE”]

Si te interesó, continúa leyendo:

América Latina y el Caribe podría erradicar el hambre sólo con los alimentos que pierde y desperdicia

 

Comiéndonos al hambre

[vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Aplausos de la FAO para los países de la región en su guerra contra el hambre y la desnutrición. El mundo aprende de América Latina

[/vc_column_text][vc_column_text]

José Graziano da Silva, el director general de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), felicitó, en septiembre de 2014, a América Latina (y en particular a los países del MERCOSUR) por su gestión en materia de seguridad alimentaria. Destacó tres elementos fundamentales en los que se basaron los países de la región para pelear contra el hambre; estos son: decisión política (el derecho a la alimentación es una obligación del estado), fortalecimiento y fomento de la agricultura familiar combinada con políticas sociales, y por último, coordinación de políticas intragubernamentales y trabajo en conjunto entre el sector público y privado.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=7P84rn9UjiA”][vc_gallery type=”flexslider_fade” interval=”3″ images=”1428,1426,1425″ onclick=”link_image” custom_links_target=”_self” img_size=”700×700″][/vc_column][/vc_row]