Lo más básico de la existencia es la alimentación.
El acceso a los alimentos es el derecho más importante de cualquier persona.

Agricultores familiares

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Alimentar al mundo, cuidar el planeta

[/vc_column_text][vc_column_text]La agricultura familiar está indisociablemente vinculada a la seguridad alimentaria nacional y mundial. Tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados, la agricultura familiar es la forma agrícola predominante en el sector de la producción alimentaria.

Continúa leyendo aquí: http://bit.ly/1ovta4D[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

¿Qué significa “desarrollo humano” y cómo se mide?

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

La calidad de vida como objeto de estudio. 

[/vc_column_text][vc_column_text]Desde hace 25 años, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) mide el Desarrollo Humano de los países, entendiéndolo como las oportunidades de las personas, centrándose de manera general en la riqueza de las vidas humanas y no solo en la riqueza de las economías.

¿Qué quiere decir esto?

Concretamente, una mirada desde distintas dimensiones o puntos de vista hacia la calidad de vida de las personas. El crecimiento económico de un país, no garantiza progreso y oportunidades por sí mismo Por eso, cada año, el PNUD emite un Informe sobre Desarrollo Humano donde cruza las distintas variables que, a su entender, componen el desarrollo de forma integral.

[/vc_column_text][vc_single_image image=”1978″ border_color=”grey” img_link_large=”” img_link_target=”_self” img_size=”700×700″][vc_column_text]

¿Cómo termina la región el 2015?

De esta forma, en el informe del año 2015, los países que encabezan el Índice de Desarrollo Humano son, al igual que en 2014, Noruega, Australia y Suiza.

¿Cómo están los países de América Latina?

Es necesario aclarar, ante todo, que la medición que realiza el PNUD toma, en algunas variables, datos que proporcionan los propios países.

Teniendo esto en cuenta, el mejor ubicado, subiendo nueve posiciones respecto al índice del 2014, fue Argentina, que se encuentra en el puesto 40, dentro de lo que se llama “países con desarrollo humano muy alto”.

Un poco más abajo, en el número 42 (y dentro de la misma categoría), está Chile. En la segunda categoría, llamada “países con desarrollo humano alto”, están, por ejemplo,Uruguay (52), México (74), Brasil (75) y Perú (84).

Paraguay (112), por su parte, al igual que la mayoría de los países de América Central, ocupa un lugar en la tercera categoría, la de “países con desarrollo humano medio”.[/vc_column_text][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=lxHOrrYWpdA”][vc_column_text]

Nos interesa saber qué piensas tú. ¿Cómo consideras que se vive en tu país? ¡Déjanos un comentario!

[/vc_column_text][vc_column_text]Clickea aquí para ver el Informe sobre Desarrollo Humano 2015.

Y si quieres ver las tablas con los números que lo componen, puedes hacer click aquí.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

¿A qué país le importan los niños?

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Conoce los CAIF, la política de estado que pone el ojo en los más chicos

[/vc_column_text][vc_column_text]Antes de responder la pregunta del título, queremos contarte qué son los CAIF (Centros de Atención a la Infancia y la Familia)

Hay quienes los confunden con guarderías de bebés, pero no, son mucho más que eso… Se trata de espacios donde los niños de 0 a 3 años reciben una educación “preinicial” en su primera infancia, tratamientos de salud, estimulación temprana y adaptación al entorno. Un equipo multidisciplinario de docentes, psicólogos, psicopedagogos y psicomotricitas, se encargan de la formación y el desarrollo de los niños durante sus primeros años de vida, e inclusive durante el embarazo de la madre.

Esto sucede en Uruguay, es política de estado y funciona a través de una alianza entre el sector público y el privado. Los aportes  del estado nacional para el funcionamiento de los CAIF son administrados por organizaciones de la sociedad civil locales de cada lugar donde funcione el centro. Esto quiere decir que son los miembros de la propia comunidad los que llevan adelante la administración de los espacios donde comienza la formación de sus niños.

Por último, hay que decir que los centros CAIF comenzaron a funcionar en el año 1988 como espacios de asistencia en contextos de vulnerabilidad, pero gracias a los resultados obtenidos (que se ven en los niños a la hora de ingresar a la educación inicial), ya reciben gurises de todas las clases sociales.

[/vc_column_text][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=R16qcURLdXo”][vc_column_text]

Ver más: http://caif.org.uy/

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Los 17 DESAFÍOS para cambiar al mundo

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible que pretenden mejorar la vida de las personas

[/vc_column_text][vc_column_text]En el año 2000, los miembros de las Naciones Unidas fijaron los ocho Objetivos del Milenio de cara al 2015 para mejorar la calidad de vida humana: Erradicar la pobreza extrema y el hambre; Lograr la enseñanza primar universal; Promover la igualdad entre sexos y el empoderamiento de la mujer; Reducir la mortalidad infantil; Mejorar la salud materna; Combatir el VIH/SIDA, la malaria y otras enfermedades; Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente; Fomentar la alianza mundial para el desarrollo.

Vencido el plazo, y con mejoras en varios puntos, ahora se establecieron 17 nuevos objetivos para los próximos 15 años, llamados Objetivos de Desarrollo Sostenible. Aquí te los mostramos.

¿CREES QUE SE CUMPLIRÁN ANTES DEL AÑO 2030?:

[/vc_column_text][vc_single_image image=”1506″ border_color=”grey” img_link_large=”” img_link_target=”_self” img_size=”600×600″][vc_column_text]Conoce más aquí sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible:

Naciones Unidas: Agenda Post-2015 y Objetivos de Desarrollo Sustentable

Hacia una nueva agenda de desarrollo sostenible

 [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

La papa eterna

Las variedades de cultivos andinos que se creían perdidas, ahora serán salvaguardados para siempre.

El antiguo Tahuantinsuyu (o Imperio Inca) se extendía desde Ecuador hasta la Patagonia. Pero era cerca de Cusco, su centro neurálgico, donde se cultivaban mayormente los alimentos que hoy heredamos de esa civilización. Uno de ellos, la papa.

La papa ahora es el tercer alimento más consumido en el mundo, le proporciona sustento a más de 1.000 millones de personas, forma parte de casi cualquier dieta del mundo (sobre todo en occidente) y tiene más de 2.000 variedades, de las cuales más de 750 ya están bajo el ártico, salvaguardadas en Svalbard, Noruega, donde se conservan más de 860.000 semillas de distintos cultivos del planeta 

El cambio climático, algunas enfermedades de la planta y las nuevas formas de tratar la tierra, hicieron peligrar la existencia de algunas variedades de este tubérculo tan rico y que consumimos a diario. Sin embargo, con esas 750 variedades en Svalbard, la seguridad de la existencia de papa en el futuro, está garantizada.

Los agricultores locales que cultivan variedades que se creían perdidas, están compartiendo una variada colección de papas un bien común globalcon el mundo, asegurándose que copias de seguridad se conservan de forma segura en la tundra ártica de Svalbard, de forma que nunca vuelvan a perderse.

Para lograr esto, intervinieron la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), representantes gubernamentales y científicos de Perú, de Costa Rica y de Noruega, y los propios campesinos del Parque de la Papa, la base cultural e histórica de este alimento.

Si te ineresó, mirá más aquí: http://bit.ly/1EwvrcD

¿Cambio climático = hambre?

En busca de la habitabilidad del planeta…

La producción de alimentos se ve obligada a adaptarse a causa del cambio climático que sufre el planeta tierra. Las sequías causan estragos en distintos puntos del globo, sobre todo en los países en desarrollo, los más afectados por el cambio climático y la dificultad de sobreponerse a él.

Si no se hace algo al respecto, corre riesgo nuestra alimentación y la de nuestros descendientes.

Sin embargo, no todo está perdido. Un plan de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) y el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) ya está en marcha en distintas partes del mundo para prevenir y planificar la agricultura y, de esa manera, velar por la seguridad alimentaria en el mundo.

Se trata del Programa de integración de la agricultura en los planes nacionales de adaptación, que se propone contribuir a la mejora de los procesos de planificación y presupuesto a mediano y largo plazo en ocho países que ya emprendieron iniciativas al respecto. Estos son: Vietnam, Zambia, Kenya, Nepal, Filipinas, Tailandia, Uganda y Uruguay.

“Nuestra seguridad alimentaria en las próximas décadas depende de nuestra capacidad colectiva para innovar y adaptarnos al cambio climático. El sector agrícola es fundamental para todas las naciones y un elemento vital para la subsistencia. Por tanto, la FAO y el PNUD han unido fuerzas para apoyar a los países socios a integrar la agricultura en los procesos Planes nacionales de adaptación (PNA)”, aseguró Adriana Dinu, coordinadora ejecutiva de la Unidad de Finanzas del Medio Ambiente Mundial del PNUD.

El plan, que demandará 12 millones de dólares, será financiado íntegramente por el Ministerio Alemán de Medio Ambiente, y durante cuatro años, estos ocho países recibirán asesoramiento sobre políticas, apoyo técnico en materia de agricultura, forestación y pesca, colaboración en la gestión y elaboración de presupuestos, planificación productiva, fortalecimiento de la información, formulación de proyectos y coordinación entre instituciones gubernamentales.

Para saber más sobre el tema, entra en este enlace:

http://www.fao.org/news/story/es/item/326840/icode/

¿Se puede acabar con el hambre?

Hambre Cero: el sueño de Brasil

FAO

 

Te invitamos a ver este video que, si bien es un poco largo (17 minutos), vale la pena para conocer uno de los programas más fuertes de América Latina en seguridad alimentaria.

Los 160 dólares que pueden cambiar al mundo

Con muy poco, de verdad, se puede garantizar la seguridad alimentaria de muchos

 

¿Nos creerías si te dijéramos que con una inversión de tan sólo U$S 160 más al año, se acabaría con el hambre crónica de una persona?

Pues sí, así lo informa la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura). Sólo eso hace falta para que cada persona que vive en la pobreza extrema abandone el hambre crónica, es decir que tenga garantizada su seguridad alimentaria. Una inversión menor al 0,3% del PBI mundial. No parece tanto, ¿no?

También dice que, si bien el mundo avanzó en esta materia durante los últimos años, todavía hay 800 millones de personas que carecen de alimentos suficientes. Si todos estos vivieran en un mismo país, sería el tercer país más poblado del mundo. Y si seguimos así, para el año 2030 el número bajará tan sólo a 650 millones.

Entonces, ¿por qué no invertir esa cantidad de dinero y bajar este número considerablemente?

Según la propia FAO el nudo está en combinar la protección social con las inversiones a favor de los pobres, en agricultura, desarrollo rural y zonas urbanas. Si se desatiende alguna de las tres y no cooperan la inversión pública y la privada, el proceso de cambio no funcionaría.

Las inversiones, además de garantizar la seguridad alimentaria de las personas, también deberían orientarse a la formación, la creación de empleo, la vivienda, la salud y el desarrollo de capacidades, para lograr que se acabe  con el asistencialismo y que cada cual pueda mantenerse por sí mismo.

 

Si te interesó, lee más aquí:

http://www.fao.org/news/story/es/item/298252/icode/

La Bóveda del Fin del Mundo

El caso Noruega

El otro me importa. País número  uno en la tabla de Desarrollo Humano de la ONU desde 1990. Cero % de pobreza. ¿Modelo o referencia de valor? ¿Cómo lo hicieron? Bernardo Kliksberg nos lo cuenta en este video