Los cambios y transformaciones que mejoran a las comunidades y hacen que progresen, surgen siempre de la innovación social y la participación ciudadana.

¿De qué trabajaremos en el futuro?

Uno de cada dos trabajos desaparecerá en unos años

 

Sí, así como lo lees. Según un estudio de la Universidad de Oxford, de cada dos trabajos existentes en la actualidad, uno desaparecerá en un futuro cercano a manos de las máquinas.

Sin embargo, los que estudian el tema de cerca son optimistas en una capacidad de los seres humanos que aún no pueden (y es difícil que puedan) adquirir las máquinas: la resolución de problemas que nunca hemos visto.

Compartimos este video de cuatro minutos donde un referente en temas de aprendizaje automático, explica muy bien el tema (activar subtítulos):

 

Ahora que sabes esto, ¿qué trabajos crees que deberían surgir en los próximos años?

Más información:

  • http://www.lanacion.com.ar/1932724-ideas-que-inspiran-anthony-goldbloom-el-futuro-de-cualquier-puesto-de-trabajo-depende-de-tener-nuevos-retos-cada-dia
  • https://www.ted.com/talks/anthony_goldbloom_the_jobs_we_ll_lose_to_machines_and_the_ones_we_won_t?language=en

Mangabeira Unger: “El triunfo de Trump puede crear una nueva relación con Sudamérica”

El reconocido profesor de Harvard y ex ministro de Lula analizó las razones del triunfo del magnate y las perspectivas de su futuro gobierno.

 

Roberto Mangabeira Unger casi no precisa presentación. Figura entre los principales pensadores contemporáneos y participa activamente en la política brasileña. Fue ministro de Asuntos Estratégicos en el segundo gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva y continuó durante el primer período de Dilma Rousseff. Hoy defiende abiertamente la candidatura presidencial del ex gobernador Ciro Gomes, del Partido de los Trabajadores, para las elecciones brasileñas de 2018. Autor de una veintena de libros, Mangabeira es profesor desde 1976 en Harvard.

Días después de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, en una entrevista con Clarín, desde su oficina en la prestigiosa Universidad estadounidense, el experto habló del significado del futuro gobierno de Donald Trump para ese país y para América del Sur. Juzgó que para los sudamericanos esta puede ser una oportunidad para una nueva relación con Washington.

-¿Qué representa Donald Trump: un destructor de las reglas políticas vigentes en Estados Unidos?

-La razón básica que explica la victoria de Trump fue el abandono de la clase trabajadora blanca del país por parte del Partido Demócrata. En la segunda mitad del siglo XX, los demócratas no lograron construir un sucedáneo del New Deal: un proyecto capaz de atender los intereses de la mayoría trabajadora blanca del país. En su lugar, esbozaron una alianza de minorías y se dedicaron a atender la agenda social de la clase adinerada.

-¿Y el Partido Republicano hizo algo diferente?

-Los republicanos aprovecharon para ganar y ejercer el poder por medio de una fórmula: concesiones materiales a las clases adineradas (por ejemplo, con la reducción de impuestos) y concesiones morales para las clases sin dinero (por ejemplo, la lucha contra el aborto). Todo eso explica el gran vacío que se construyó en la política norteamericana, con la coexistencia de esos dos proyectos, el demócrata y el republicano. Trump percibió y se valió de esa orfandad polí- tica de la mayoría trabajadora. Esa es la explicación de esta elección. No fue una gran victoria, ya que Trump recibió menos votos que su rival demócrata Hillary Clinton pero venció en el colegio electoral. Sin embargo como obtuvo el apoyo de la mitad de la población, él representa un revulsivo impresionante.
-¿Por qué usted habla de revulsión? ¿No era previsible que esto ocurriera?

-Tendría que haberse previsto. Pero el ejército de comentaristas y lobbistas, como también el grueso de la gente del aparato político, no imaginó el grado de fragilidad de la situación política que existía, y existe, en los Estados Unidos. Fue necesario que un outsider de la política lo percibiese y aprovechase. De no ser Trump, habría sido otro.
-Si se puede pensar que por, ser empresario, Trump será un negociador, ¿a qué le teme Wall Street?

-El temor se genera porque, estos que usted mencionó, están acostumbrados a controlar la política mediante la opinión y el dinero. Y cuando la política se muestra tal como es intrínsecamente: es decir, incontrolable, ellos se asustan. Es natural.

-Muchos analistas han interpretado la victoria de Trump como si se tratara del advenimiento de un nuevo paradigma. ¿Cree que es así?

-El éxito de Trump al aprovecharse de ese vacío no significa que él proponga un proyecto consistente. Atacar inmigrantes, restablecer barreras arancelarias, subsidiar el capital privado para construir infraestructura y enfocar la política exterior en el combate contra el radicalismo islámico, es batirse en retirada. No es engrandecer sino empequeñecer el país. Los problemas estructurales de Estados Unidos son básicamente los mismos que enfrentan Europa y América del Sur en la actualidad. Pasan por asegurar que la nueva economía del conocimiento se desarrolle de manera socialmente incluyente, en vez de confinarla a vanguardias relativamente aisladas dentro de cada economía nacional. El debate es cómo generalizar una educación analítica para todos y no solo para una pequeña élite; y cómo organizar una democracia de alta energía que no necesite de la crisis para permitir cambios.

-¿Y cómo será esto posible?

-Para todo eso es preciso tener una visión estructural y una agenda concreta de innovaciones institucionales, de manera de organizar una economía de mercado y una democracia representativa. Es eso exactamente lo que le falta a las izquierdas contemporáneas.

-¿Cómo puede impactar en América del Sur el gobierno Trump?

-Pienso que crea una oportunidad para construir otro tipo de relación con Estados Unidos. El nuevo gobierno no tendrá un proyecto definido para los sudamericanos. No habrá de proponer ninguna nueva versión del Alca bajo el liderazgo estadounidense. Y compartirá, con nosotros, un interés común en imponer límites a la expansión de China en nuestro hemisferio. Para nosotros es vital que se evite una relación neocolonial con China como aquella que los chinos vienen construyendo con los países africanos. Somos nosotros los que tendríamos que tomar iniciativas para construir esa nueva relación con Estados Unidos basada en una alianza concreta e intereses y valores comunes. Pero veo en esto tres obstáculos, aun cuando son superables. El más importante es nuestra falta de proyecto interno propio; aun cuando no deben descartarse las directrices históricas de la política exterior norteamericana y la demolición de nuestra defensa (militar).

-Hay algunas razones para pensar que la política exterior de Donald Trump podrá impedir la construcción de esa nueva relación con Estados Unidos…

-Mire, desde la fundación de Estados Unidos la política exterior se basa en dos principios. El primero es impedir que un país cualquiera pueda consolidarse en una región dada como hegemónico, de modo que le sirva de base para buscar la hegemonía mundial. Y el segundo elemento es que Estados Unidos pretende ejercer una hegemonía incontrastable en el Hemisferio Occidental. Desde luego, estas condiciones son inaceptables para nosotros; y sabemos que el gobierno de Trump no irá a repudiarlas. Pero también podemos decir que no habrá de afirmarlas en forma agresiva. De allí la oportunidad de involucrar a los norteamericanos en un amplio rango de iniciativas comunes y paralelas, económicas y no económicas.

-Pero ¿usted considera que los sudamericanos están preparados para una relación de este tipo con la primera potencia mundial?

-Es difícil alcanzar ese objetivo si nuestros países fueran protectorados de Estados Unidos. Por esa misma razón, es necesario tener una defensa seria y una industria y tecnología del sector también seria. Basta señalar que nuestras comunicaciones con el resto del mundo dependen de ellos y que nuestras fuerzas armadas dependen del GPS norteamericano. Defensa, en primer lugar, significa tener la fuerza de decir no.

Vecinos en acción

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Ellos no se quedaron quietos e hicieron algo por su comunidad

 

Irradia y Cebras por la Vida acompañamos a vecinos de la localidad de Pilar, en Argentina, a realizar una acción por su comunidad.

Los vecinos detectaron cruces peligrosos y nosotros, junto a Cebras por la Vida fuimos a ayudarlos a pintar cebras en cruces peatonales.

La comunidad entró en acción sin esperar que le resolvieran las cosas. Se pusieron de acuerdo los habitantes y salieron a hacer algo en busca de un bien común.

Otro buen caso de participación ciudadana. Mira aquí las fotos y videos de las dos intervenciones que se hicieron este mes.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_images_carousel images=»3707,3708,3709,3710,3711,3712,3713″ onclick=»link_image» custom_links_target=»_self» mode=»horizontal» speed=»5000″ slides_per_view=»1″ autoplay=»» hide_pagination_control=»» hide_prev_next_buttons=»» partial_view=»» wrap=»» img_size=»700*400″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_video link=»https://www.youtube.com/watch?v=4W2PE_sJl3U»][/vc_column][/vc_row]

¿Qué países son los más innovadores?

¿Qué es la innovación? ¿Cómo se mide? ¿Quiénes son pioneros en el tema? ¡Lee la nota!

 

Hay un índice que tal vez no conocías, pero que puede resultarte interesante. Es el Índice Global de Innovación, que evalúa y hace un ranking entre 128 países más y menos innovadores del mundo. La evaluación la realizan la Universidad de Cornell, Insead y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.


Para realizar el índice, se miden 82 indicadores diferentes agrupados en siete grupos:

  • Instituciones (incluye: política, transparencia, desarrollo)

  • Capital humano (incluye: educación, investigación, ciencia)

  • Infraestructura (incluye: TICs, medio ambiente, transporte)

  • Mercado (incluye: crédito, inversión, competencia)

  • Negocios (incluye: capacitación, know how, facilidad de importación/exportación)

  • Conocimiento y tecnología (incluye: educación, patentes, propiedad intelectual)

  • Creatividad (incluye: bienes intangibles, servicios, implicancia online)

En el cruce de todas estas variables, los que terminan encabezando el índice son: Suiza, Suecia, Reino Unido, Estados Unidos y Finlandia.

En cuanto a los países de la región, los que mejor se ubicaron fueron: Chile (44), Costa Rica (45), México (61), Uruguay (62) y Colombia (63).

¿Qué piensas tú de la innovación en tu país? ¿Crees que vives en un país innovador? ¡Cuéntanos!

 

Más información:

https://www.globalinnovationindex.org/gii-2016-report#

http://www.eltiempo.com/tecnosfera/novedades-tecnologia/colombia-se-destaca-en-el-indice-global-de-innovacion/16674976

http://www.opportimes.com/revolucion-4-0/mexico-cae-cuatro-lugares-en-el-indice-de-innovacion-global/

¿Qué tan feliz es tu país?

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

En la lista de países más y menos felices, ¿en qué lugar ubicarías al tuyo?

 

Aunque parezca raro, inentendible, difícil de creer o insólito, hay un índice que mide la felicidad. Y lo hace con seriedad. Se trata del World Happines Report, elaborado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En este reporte, la ONU cruza datos de seis variables distintas para buscar una estabilidad entre indicadores duros y blandos, con datos de informes internacionales y de encuestas simultáneas realizadas por la agencia internacional Gallup en 157 países.

Las variables usadas para el armado del índice son: PBI per cápita, asistencia social, expectativa de vida, libertad para tomar decisiones, generosidad y percepción de la corrupción.

En el entramado de todas estas, surge del informe que Dinamarca es el país más feliz del mundo, seguido de Suiza, Islandia, Noruega y Finlandia.

En cuanto a los países de la región, los que se encuentran mejor posicionados son: Brasil (17), Chile (24) y Argentina (26). Un poco más atrás aparecen, por ejemplo, Uruguay (29), Colombia (31), Perú (64) y Paraguay (70), sólo por citar algunos. Los últimos puestos de la lista son ocupados por Burundi (157), Siria (156) y Togo (155).

No es casual que países con altos niveles de Desarrollo Humano y participación ciudadana, sean los primeros de la lista.

Nos interesa tu opinión: ¿Crees que tu país es feliz? ¿Coincides con este informe? ¿Cómo se vive donde tú vives?

 

Más información:

http://worldhappiness.report/wp-content/uploads/sites/2/2016/03/HR-V1_web.pdf

http://www.publimetro.cl/nota/cronica/informe-mundial-de-la-felicidad-2016-muestra-consistencia-y-cambio/xIQpcu!78OpTY688cD66/[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

¿Qué cara tiene la agricultura familiar?

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Esta nota fue enviada por el usuario Ignacio Barreto, quien nos invita a conocer “Somos la Tierra”, la innovadora idea argentina que valoriza la agricultura familiar.

[/vc_column_text][vc_column_text]¿De dónde viene lo que comemos? ¿Quién cultiva las verduras y hortalizas que llegan a nuestras mesas? ¿Alguna vez te hiciste estas preguntas?

La respuesta a muchas de ellas es: la Agricultura Familiar.

Es que el término, aunque parezca muy vinculado al autoabastecimiento o a la subsistenciaen el entorno de la ruralidad, es mucho más que eso. La agricultura familiar es la que provee, en muchos casos, las frutas y hortalizas que se consumen en las ciudades.

Por eso, en Argentina, donde este tipo de agricultura representa más del 65% de las explotaciones agropecuarias del país (en tan sólo el 13% de las tierras cultivables disponibles), el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) ideó un programa multimedial para darle visibilidad a la importancia que tiene en la alimentación.

El programa, que se llama Somos la Tierra, cuenta con un libro, un CD y una película con experiencias de los agricultores familiares, relatos y música de cada rincón del país donde se hace esta práctica.

«Algunos piensan, equivocadamente, que la agricultura familiar es sólo la agricultura de subsistencia o de auto consumo, pero es mucho más que eso: es aquella que provee buena parte de las verduras y de las hortalizas que llegan todos los días a las mesas de las ciudades; es aquella que está en el campo profundo, desde la Puna a la línea sur de Río Negro; que sobrevive a pesar de las inclemencias climáticas o de las cenizas de un volcán; la que está presente en los territorios; la que no ha emigrado a las ciudades. Su cualidad esencial es el arraigo a la región en la que se desarrolla; es parte de esa tierra».

[/vc_column_text][vc_column_text]

Escrita y enviada por: Ignacio Barreto

[/vc_column_text][vc_video link=»https://www.youtube.com/watch?v=xxYsstZgKic&feature=youtu.be»][vc_column_text]Para ver el libro entero, clickea aquí: http://bit.ly/1Owvo23

Ver más: http://bit.ly/1JYdUN2[/vc_column_text][vc_separator color=»green» align=»align_center» border_width=»3″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Otras notas de usuarios

[/vc_column_text][vc_basic_grid post_type=»post» max_items=»3″ style=»all» items_per_page=»3″ show_filter=»» element_width=»4″ gap=»30″ orderby=»date» order=»ASC» filter_source=»category» filter_style=»default» filter_align=»center» filter_color=»grey» filter_size=»md» button_style=»rounded» button_color=»blue» button_size=»md» arrows_design=»vc_arrow-icon-arrow_07_left» arrows_position=»outside» arrows_color=»green» paging_design=»radio_dots» paging_color=»green» loop=»» autoplay=»-1″ item=»none» taxonomies=»41″][/vc_column][/vc_row]

La cárcel emprendedora

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Trabajo e innovación en todos lados, hasta tras las rejas

[/vc_column_text][vc_separator color=»white» align=»align_center»][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]Punta de Rieles es una cárcel ubicada al este de Montevideo, Uruguay. Pero no es una cárcel más. Es una cárcel distinta. En algún momento te mostramos cómo viven los internos dentro del penal. Hoy queremos hablarte de trabajo e innovación.

Sí, es que en Punta de Rieles, los presos pueden emprender actividades y trabajar en ellas para obtener ingresos para enviar a sus familias y para mejorar la calidad de vida dentro de la cárcel.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]Es el propio establecimiento el que promueve un ecosistema emprendedor entre los reclusos, con una visión clara enfocada en que el trabajo es la única forma de dignificar a las personas en contexto de encierro.

Ese ecosistema emprendedor cuenta con una panadería, una pizzería, una heladería, una herrería, una fábrica de bloques de hormigón, una peluquería para los propios internos y hasta una huerta. Todo lo producido se comercializa entre los propios internos y a través de las familias por fuera de la prisión.

¿Por qué hacemos esta nota? Porque es un ejemplo real y claro de cómo una comunidad puede interactuar y generar sus propios niveles de progreso a través del trabajo en conjunto dentro de un ecosistema, saliendo de la pasividad y sin esperar que el progreso llegue, sino yendo a buscarlo.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/1″][vc_separator color=»white» align=»align_center»][vc_video link=»https://www.youtube.com/watch?v=3Bf2GLTcViM»][vc_column_text]

Ellos hicieron algo por su comunidad. Y tú, ¿tienes alguna idea para realizar en la tuya?

[/vc_column_text][vc_column_text]

http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/article94341872.html

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Continua leyendo aquí

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Cada vez que llovía todos estábamos preocupados por lo que llegase a pasar con nuestros compañeros», cuentan los chicos de la Fundación Mano Amiga. Continua leyendo aquí

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Los atascos

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Nota escrita por Giovanni Acevedo

[/vc_column_text][vc_separator color=»white» align=»align_center» border_width=»4″][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]Utilizar el auto diariamente se ha convertido para muchos citadinos en un dolor de cabeza. El mal estado de las vías y la deficiente dotación de señales de tránsito que ayudan a guiar al conductor en su trayecto son, para muchos, las razones de los atascos en las principales ciudades de América Latina.

Las administraciones de las ciudades más grandes le han invertido magnas sumas de dinero en soluciones a esta problemática. Sistemas integrados de transporte público, ampliación de la infraestructura vial, modernización de las señales de tránsito (incluyendo semáforos inteligentes) y algunas, han impulsado el uso de la bicicleta, como alternativa para bajar a los conductores de los autos. Si bien es cierto que el número de viajes diarios en bicicleta va en aumento en ciudades como Rosario (Argentina), Bogotá (Colombia), y Río de Janeiro (Brasil), esto no ha sido suficiente para descongestionar las vías.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

En Colombia y Ecuador, las ciudades más importantes cuentan hoy con medidas para regular la circulación de autos privados y de servicio público. Según la patente, diferenciándose con el último número entre par e impar, los autos no pueden transitar en ciertas zonas en las horas pico. El incumplimiento a esta norma es castigado con sanciones económicas. Como reacción a este tipo de medidas, los ciudadanos con mayor poder adquisitivo compraron un auto extra, con el número de la patente opuesto, incrementado así la cantidad de autos en las vías.  Casi veinte años después de su implementación, y luego de pasar por varias modificaciones en su ejecución, la administración de Bogotá intenta crear nuevas formas para regular el uso del auto con impuestos extraordinarios a los conductores que quieran transitar sin ningún tipo de restricción.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/1″][vc_raw_html]

JTNDZGl2JTIwc3R5bGUlM0QlMjJ0ZXh0LWFsaWduJTNBJTIwY2VudGVyJTNCd2lkdGglM0ExMDAlMjUlM0IlMjIlM0UlM0NpZnJhbWUlMjBzdHlsZSUzRCUyMm1hcmdpbiUzQTAlMjBhdXRvJTNCJTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cHMlM0ElMkYlMkZ3d3cuZmFjZWJvb2suY29tJTJGcGx1Z2lucyUyRnZpZGVvLnBocCUzRmhyZWYlM0RodHRwcyUyNTNBJTI1MkYlMjUyRnd3dy5mYWNlYm9vay5jb20lMjUyRmlycmFkaWFmdW5kYWNpb24lMjUyRnZpZGVvcyUyNTJGNjcyNzA3MjY5NTQ4MzY2JTI1MkYlMjZzaG93X3RleHQlM0QwJTI2d2lkdGglM0Q1NjAlMjIlMjB3aWR0aCUzRCUyMjU2MCUyMiUyMGhlaWdodCUzRCUyMjMxNSUyMiUyMHN0eWxlJTNEJTIyYm9yZGVyJTNBbm9uZSUzQm92ZXJmbG93JTNBaGlkZGVuJTIyJTIwc2Nyb2xsaW5nJTNEJTIybm8lMjIlMjBmcmFtZWJvcmRlciUzRCUyMjAlMjIlMjBhbGxvd1RyYW5zcGFyZW5jeSUzRCUyMnRydWUlMjIlMjBhbGxvd0Z1bGxTY3JlZW4lM0QlMjJ0cnVlJTIyJTNFJTNDJTJGaWZyYW1lJTNFJTBBJTNDJTJGZGl2JTNF

[/vc_raw_html][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

El listado de razones y medidas de choque alrededor de los atascos, está nutrido por múltiples renglones, sin embargo, hay algo que no depende del estado de las vías, ni de la tecnología de las señales de tránsito, ni de la cantidad de policías en las calles. La educación del ciudadano, o la cultura ciudadana, es para muchos expertos la mejor estrategia, no sólo para descongestionar las vías de las ciudades, también para mejorar la convivencia en espacios públicos, la interacción entre los peatones, los usuarios de vehículos con motor y los impulsados humanamente. Según un estudio publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID): “Cualquier estrategia exitosa de prevención de la violencia debe incluir medidas para reconocer y modificar comportamientos que responden a creencias, emociones y factores culturales”. No respetar los cruces peatonales, no respetar la luz roja, las señales de prevención, ni respetar el espacio de los demás usuarios en la interacción diaria, afecta directamente la movilidad y promueve violencia, incrementando el tiempo en los recorridos, los atascos y el estrés general.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]¿Qué pasaría si los autos no se detuvieran en el cruce peatonal? O, ¿qué pasaría si los autos no avanzaran si al otro lado del semáforo no hubiera espacio? ¿Y, si los ciclistas también respetaran las señales de tránsito y el espacio de los peatones?

El llamado, entonces, es para los ciudadanos, para que incorporemos educación en nuestra interacción con los demás en los espacios públicos, a que respetemos las filas en los sistemas de transporte, a que no crucemos por sitios prohibidos, a que utilicemos las luces de giro. El llamado es para que dejemos de utilizar la bocina del auto y comencemos a utilizar el sentido común.

Más información: https://publications.iadb.org/handle/11319/383?locale-attribute=es[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]