Los cambios y transformaciones que mejoran a las comunidades y hacen que progresen, surgen siempre de la innovación social y la participación ciudadana.

¿Quieres ser coreano? ¿Es Corea un ejemplo?

 

Corea del Sur: ojitos apaisados que miran desarrollo

¿Qué sabes de Corea del Sur? ¿Qué conoces de ese pequeño país asiático? Tal vez que tiene relaciones muy tensas con su homónima del norte, o que algún actor de Hollywood es surcoreano, o que había un centrocampista apellidado Park que jugaba en el Manchester United. Pero no mucho más, tal vez.

Sin embargo, hay algo mucho mayor detrás de esa bandera tan rara y los ojos apaisados de sus habitantes. Hay una Corea del Sur que lidera distintos índices de desarrollo y de la que América Latina puede aprender, según la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe).

Lo primero a mirar en Corea del Sur, como aspiración a un cambio favorable para nuestra región, es que vive en una dinámica de desarrollo que se sustenta en la calidad y coherencia de sus políticas públicas sostenidas en el tiempo. Dice la CEPAL: “las políticas públicas activas, coordinadas y consistentes con los recursos y características de cada país son un instrumento eficaz para lograr un proceso de desarrollo dinámico, sostenible y equitativo”.Lo segundo, relacionado fuertemente a lo primero, es que Corea del Sur, hasta hace 50 años, era uno de los países más pobres del mundo, recién salido de una guerra y sin ningún tipo de recursos ni educación. Hoy, en cambio, hizo de sus ciudadanos, su mejor recurso; y en lo relacionado a educación, es uno de los países con mejor desempeño en todos los exámenes internacionales, además de tener alumnos obsesionados con lograr calificaciones altas

Se podrá discutir cómo lo lograron; habrá que indagar en la historia del último medio siglo y debatir cuáles fueron los factores que incidieron. Pero lo que se puede ver, de forma innegable, es que los cambios son posibles, y que pasar de la nada al progreso, no es una quimera y se puede lograr en un tiempo relativamente corto.

Los que habitamos América Latina podemos ver en Corea del Sur una evidencia de que dar vuelta la tortilla no es imposible, aunque para ello son indispensables las políticas públicas sostenidas en el tiempo, la educación como bastión y la participación y la decisión ciudadanas en el compromiso con su propio progreso.[vc_video title=”Corea del Sur paso de ser un pais pobre a uno rico en tiempo record” link=”https://www.youtube.com/watch?v=tV2SZ5CeO4E”]

Si te interesó, continúa leyendo:

Relaciones económicas entreAmérica latina y el caribe Y la república de corea

Las cinco desventajas del nacido en América Latina

 

¿Así que querías tener un hijo? Mejor, piénsalo dos veces

En alguna oportunidad te dijimos cuáles eran los mejores y los peores lugares del mundo para ser madre (esperamos que hayas leído nuestra nota); ahora queremos contarte el ABC de los problemas del desarrollo infantil en nuestra región. Son sólo cinco puntos, léelos y cuéntanos si agregarías alguno más:

1) Un tema al que nadie le da importancia: En tanto no se definan indicadores específicos que se puedan medir con certeza y que den visibilidad al problema, nunca se van a poder tomar decisiones para mejorar el desarrollo infantil.

2) Las familias hacen lo que pueden: Muchas familias no tienen los conocimientos en estilos y prácticas de crianza, ni los recursos para acompañar el desarrollo de sus hijos. Por eso, es necesario trabajar sobre la propagación de estos conocimientos y del soporte necesario para su aplicación mientras se progresa en políticas integrales.

3) ¿Trabajo o te cuido?: Casi el 60% de los niños que tienen entre 0 y 4 años son cuidados por sus padres y no asisten a centros infantiles. Esto se relaciona, claramente, con la actividad laboral de estos últimos; muchos no trabajan o tienen trabajos inestables.

4) Una pelota de caos: Las familias pobres, inestables, con más de cuatro hijos o en las que los padres no tienen trabajo fijo, están más propensas a que los niños tengan problemas de alimentación, de salud, cognitivos, sociales y emocionales.

5) Sin educación, no hay nada: Está comprobado que la inclusión educativa del niño promueve la estimulación cognitiva y social en el ámbito familiar y también está ligada al acceso a la alimentación. Son cuestiones que son esenciales en términos del desarrollo integral del niño, como por ejemplo, que los padres actúen como cuentacuentos con sus hijos o que festejen su cumpleaños.

Si te interesó, continúa leyendo Los 5 puntos más relevantes sobre el desarrollo infantil en América Latina

Lo poco se vuelve mucho

 

Qué lindo sería tener sueldos tan bajos como ellos…

¿Cómo quiénes? Como los australianos, que tienen el mejor salario mínimo del mundo, según un informe de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico).

Efectivamente, un australiano que cobra el sueldo mínimo en su país, se lleva casi 16 dólares australianos por hora. Sacándole las deducciones y todo tipo de impuestos, da algo así como 9,54 dólares estadounidenses. Con estos datos, y tomando en cuenta los costos de vida, Australia se convierte en el país con el mejor salario mínimo del mundo.

Y no es casual, es cultural. El autor del informe, Herwig Immervoll, asegura que los australianos reconocen que apoyar a las personas que cobran salarios más bajos a través del sistema fiscal, es importante. Por eso, la carga tributaria, también es más baja.

Hay países que pagan la hora más que Australia en sus salarios mínimos, pero tiene cargas más altas e impuestos más elevados, lo que se termina traduciendo en menos plata para el bolsillo de los empleados.

Un dato curioso es que un trabajador australiano que gane el salario mínimo, podría trabajar sólo seis horas a la semana para superar la línea de pobreza, ya que también recibiría beneficios estatales.

La lista, detrás de Australia, la completan Luexemburgo (9,24 dólares), Bélgica (8,57), Irlanda (8,46) y Francia (8,24). Aunque hay que aclarar que algunos países de Europa, como los nórdicos, no establecen normas sobre un salario mínimo porque los estados no tienen intervención, debido a los arreglos establecidos por la negociación colectiva. La noticia más triste es que el país con salario mínimo más bajo entre los analizados en el informe, es latinoamericano y se llama México (1 dólar la hora).

Haz la cuenta de cuánto cobras en tu trabajo y dinos cuánto ganas por hora.

Si te interesó, continúa leyendo:

Este país tiene el mejor salario mínimo del mundo y OECD: Directorate for Employment, Labour and Social Affairs

 

Ellos viven seguros, tú no

 

Miles de ciudades hay en el mundo. Pero, ¿cuáles de ellas son las más seguras? ¿Te imaginas alguna? La tuya, seguro que no

La organización The Economist Intelligence Unit que se encarga de hacer análisis y mediciones que tú nunca harías, emitió un informe con el Índice de Ciudades Seguras, que mide la seguridad en distintos aspectos:

  • El digital:

Evalúa la seguridad de equipos cibernéticos, datos digitales y frecuencia de robo de identidad. En este caso, las tres ciudades más seguras son: Tokyo, Singapur y New York.

  • En la salud:

     

    Mide la seguridad sanitaria, usando como factores, cantidad de camas en hospitales en relación a la población, esperanza de vida, factores de muerte, epidemias, polución y medioambiente.Las tres ciudades más seguras a nivel salud son: Zurich, New York, Bruselas.

    • En infraestructura:

    En esta categoría se evalúan factores que hacen a la organización estructural de las ciudades, tales como: estado de las rutas y carreteras, transporte público, capacidad para soportar desastres naturales, tendido de redes energéticas, acceso a agua potable, redes de telecomunicación. A nivel infraestructura, las tres ciudades más seguras son: Zurich, Melbourne, Sydney.

    • A nivel personal:

    En este caso se mide a la seguridad en su aspecto más tradicional, es decir, en términos de delincuencia, actividad ilegal, capacidades y compromiso de la fuerza pública, cantidad de delitos violentos y asesinatos. Para esta variable, las ciudades más seguras son: Singapur, Osaka y Tokyo.

    El análisis se hizo tomando 50 ciudades distintas de todo el mundo y, en términos general, es decir, en el balance de todos estos tipos de seguridad, los primeros 10 puestos fueron para: Tokyo (Japón), Singapur (Singapur), Osaka (Japón), Estocolmo (Suecia), Ámsterdam (Holanda), Sydney (Australia), Zurich (Suiza), Toronto (Canadá) y Melbourne (Australia).

    Para encontrar alguna de Latinoamérica, tendrás que bajar en la lista; la mejor posición la obtuvo Santiago de Chile (puesto 28), y un poco más atrás, Buenos Aires (31).

    Por otro lado, la ciudad canadiense de Toronto (puesto 8) obtuvo el primer puesto como la mejor ciudad para vivir, que se desprende de la sumatoria de los resultados de seis informes: el de Ciudades Seguras, el de Habitabilidad, el de Costo de Vida, el de Entorno de Negocios, el de Democracia, y el de Seguridad Alimentaria (los últimos tres son índices de países, no de ciudades).

    El informe completo está disponible en:

    safecities.economist.com

     

 

Condenados a la nada

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

¿Sabías que uno de cada cinco latinoamericanos fue, es y será pobre toda la vida?

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]En tu continente, en tu país, en tu ciudad o en tu pueblo, siempre habrá alguien que no conocerá nunca algo distinto a la pobreza; alguien condenado a la nada. Así lo afirma el Banco Mundial de Datos en su informe Los Olvidados 130 millones de personas han vivido toda su vida en la pobreza. Y a pesar del crecimiento promedio de la región durante la última década, la cifra sigue siendo muy alta. Parece que los últimos diez años de prosperidad no fueron del todo aprovechados…

El informe asegura, además, que la pobreza se concentra geográficamente, que afecta tanto al ámbito urbano como al rural y que los pobres crónicos tienen oportunidades de ingreso limitadas.

Según el mismo Banco Mundial de Datos, el desafío es de las instituciones, que deben trabajar en un contrato social inclusivo, fortalecerse para brindar buenos servicios, ser creíbles, coordinar los esfuerzos de reducción de la pobreza y demostrar transparencia a sus ciudadanos. ¿Te parece que las instituciones hacen algo de eso en tu país?[/vc_column_text][vc_video title=”Los olvidados por el boom económico de América Latina” link=”https://www.youtube.com/watch?v=OilTwKa1AG4″][vc_column_text]

Si te interesó, continúa leyendo Cómo romper el ciclo de la pobreza crónica en América Latina y el Caribe

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][/vc_column][/vc_row]

¿Quién dijo que todo está perdido?

 

Ruanda: de la agonía a la esperanza. La historia de una nación que supo mirar hacia adelante

En el año 1994, Ruanda sufrió uno de los genocidios más grandes de la historia humana. La etnia Tutsi fue casi aniquilada, y más de un millón de personas perdieron la vida.

Con el país devastado, parecía imposible hablar de desarrollo. Sin embargo, a partir del año 2000, con Paul Kagame en la presidencia, una recuperación, con el foco puesto en ciencia, tecnología y comunicación, comenzó a vislumbrarse.

Romain Murenzi fue Ministro de Ciencia durante ocho años, y durante su gestión se formuló el plan “Visión 2020”, por el cual los ruandeses se propusieron llegar a ese año con reconocimiento internacional en ciencia y tecnología.

Así, y con ayuda de sus socios comerciales, Ruanda puso inicio a su reconstrucción, desde el avance científico aplicado a las necesidades de sus habitantes.

Los resultados de esto están a la vista, hoy Ruanda tiene los índices de alfabetización y salubridad más altos de su historia; 80 mil ruandeses están matriculados en la universidad (a diferencia de los 3 mil anteriores al genocidio); el crecimiento económico de los últimos años promedia el 8%, y más de la mitad de la población tiene teléfono celular.

Por eso, si bien sigue siendo un país muy pobre y con mucho por hacer, los cambios y las transformaciones ya comenzaron; las instituciones lo hacen y la gente lo siente.

Si te interesó, continúa leyendo aquí:

La ciencia, el desarrollo y la reconstrucción de Ruanda

Presentación de Ciencia, Tecnología e Innovación en Ruanda

Ser joven y trabajar en América Latina: todo un problema

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

¿Sabías que el desempleo y la informalidad afectan a más de 35 millones de jóvenes de la región?

[/vc_column_text][vc_column_text]La OIT (Organización Internacional del Trabajo) informó acerca de las dificultades que sufren los jóvenes latinoamericanos en la inserción laboral.

Advirtió que son 35 millones los afectados: 8 millones desempleados y 27 millones con trabajos repletos de irregularidades (sueldos inferiores al mínimo legal, condiciones de trabajo precarias, sin protección social y sin derechos).

Asimismo, instó a los países a trabajar desde sus instituciones, en políticas económicas y sociales para establecer objetivos específicos de integración que aborden el empleo juvenil, para que no reinen el desaliento y la frustración entre los jóvenes recién ingresados al mercado laboral.[/vc_column_text][vc_column_text]

Si te interesó, continúa leyendo 35 millones de jóvenes afectados por desempleo e informalidad en América Latina

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Donde vive la ciencia

 

El espíritu innovador de la región, se despierta y es valorado en el mundo. Te invitamos a ver lo que dice una de las revistas más importantes en el tema

La revista Nature, una de las más antiguas y prestigiosas en materia de ciencia, destacó el avance científico y tecnológico de Latinoamérica durante los últimos años. En un número dedicado casi con exclusividad a la región, remarcó el crecimiento detallado de cada uno de los países, la potencialidad conjunta e individual de cada nación y del continente, algunos casos puntuales de renombre y el esfuerzo por repatriar a los científicos que viven en el exterior.

Ver más:

Revista Journal-Volumen 510 Número 7504

Estrellas de SudaméricaCiencia en Sudamérica: Los grandes jugadores

Brecha de impacto: América del Sur en cifras

Formación en investigación: de vuelta a casa

La ciudad de 8 millones

 

Enterate de qué se trata el megaproyecto de los países escandinavos que, cada vez, están más integrados entre sí

 

Noruega, Suecia y Dinamarca proyectan un plan para unir los cuatro focos de desarrollo más grandes la región (Oslo, Gotemburgo, Malmö y Copenhague) en una “gran ciudad”, a través de un sistema de trenes de alta velocidad. De esta forma, se podría acceder a cualquier parte en menos de 2,5 horas. El objetivo del megaproyecto es fomentar la competitividad, la sostenibilidad y la protección del medio ambiente, impulsando el desarrollo y la modernización de la urbanización. La integración regional como motor del progreso.

[vc_video title=”The Scandinavian 8 Million City” link=”https://www.youtube.com/watch?v=mh9x7TILRVs”]

Ver más:

Proyecto megalópolis

8 million city

Plataforma urbana

Un banco para la región

 

El silencioso y poderoso Banco de Desarrollo de América Latina

La Corporación Andina de Fomento (CAF) nació hace más de 40 años como brazo financiero del Pacto Andino. Con su efectividad y claridad, logró que al día de hoy tenga como miembros a 18 países y sea la base crediticia de más de 10 mil millones de dólares distribuidos entre todos ellos. La región no descarta la posibilidad de independizarse del Fondo Monetario Internacional (FMI) si el crecimiento y la consolidación de la CAF siguen en aumento.

Ver más:

Corporación Andina de Fomento: el incontenible ascenso de un banco latinoamericano

http://bbc.in/1X5ojax