El medio ambiente es el espacio en el que vivimos y nos desarrollamos.
Como sociedad y como individuos, tenemos el deber de cuidarlo y conservarlo para que sea un entorno sustentable.

Si limpias tu casa, ¿por qué no tu ciudad?

La basura es un error de diseño

Reciclaje de ropa

¡Volvió el trueque!

¿Un pueblo sin basura?

Tu envase, ¿sirve?

Si quieres reciclar, sí; Tu Envase Sirve. Conoce más aquí

Hace un tiempo te mostramos Dónde Reciclo, un sitio argentino donde puedes buscar los

puntos de reciclaje más cercanos a tu domicilio para depositar cada tipo de material reciclable.

En esta oportunidad, queremos mostrarte algo muy parecido, pero en Uruguay. Se llama Tu Envase Sirve (www.tuenvasesirve.uy); es un plan desarrollado por la Intendencia de Montevideo y la Cámara de Industrias del Uruguay. En el sitio se ofrece la georeferencia de los contenedores especiales para material reciclable. Allí uno puede saber dónde llevar vidrios, plásticos, cartones, etc., que luego serán transportados a plantas clasificadoras y más tarde se usarán como materia prima para la producción en fábricas adheridas al plan.

También hay un componente social: promueve la formalización laboral de los clasificadores dentro de las plantas, a través de la conformación de empresas dedicadas a la actividad.

Si eres uruguayo, ya lo sabes. ¿Qué esperas para usarlo?

¿Eres de otro país? ¿Conoces algo similar? Cuéntanos, acerca información y opiniones a la #ComunidadIrradia.

 

Mi muralla de plástico

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

En primera persona: Luis Fedriani nos cuenta cómo armó su jardín con botellas PET

Luis Fedriani
luisfedrianiezna@gmail.com

 

Hace dos años tuve la suerte de ser invitado a un viaje al África, donde estuve dos meses recorriendo varios países, pero fundamentalmente Tanzania, Sudáfrica y Qatar (en Medio Oriente).

Me enamoré de África y su gente.

En Dar es Salaam fui a una playa desierta de 22 kilometros al menos, y a 40 kilometros de la ciudad,  donde quedé alucinado al encontrar grandes extensiones durante mis paseos matutinos en donde el mar había arrojado desechos a la playa, fundamentalmente plásticos: zapatillas, encendedores desechables y principalmente botellas PET.

Durante mi viaje de regreso no hacía más que pensar en este dramático problema mundial y fui haciendo cálculos para desarrollar utilidades de dichas botellas una vez vacías.

Amante como soy de las plantas, y pensando que tenía que arreglar  y pintar la muralla de mi jardín, que tendría consecuencias de daño a mis plantas, me saltó la idea de las PET.

Final.5

Lamentablemente, mi muralla es de ladrillo hueco que hace difícil la colocación de sujeciones con taladradora y tarugos que no siempre funcionan y corren el riego de soltarse, por lo que tuve que elaborar un sistema se armado con troncos de madera y ramas.

Muralla

Una armadura metálica de carretilla sin rueda ni caja que encontré tirada por la calle servía también como estructura portante apoyando en el suelo y la pared, y me daba para establecer una base amplia en el piso inclinándose hacia la muralla aportando volumen  a mi futuro jardín vertical, por lo que la recogí como un chatarrero cualquiera y la llevé a casa.

Una vez dispuesto a la experiencia, comencé a ir recolectando botellas PET que la gente tiraba. Fueron cientos de botellas que hubo que lavar perforar y recortar. Mi muralla tiene 38 mts de largo cada lado y hoy, dos años después, apenas estoy terminando un lado y el resultado es muy satisfactorio.

Final.8

Cuando uno empieza a ver los resultados del jardín vertical con este método, el trabajo de reciclado se ha convertido en un apasionante pasatiempo y deja de ser trabajo.

Final.9

Este es el paso a paso de cómo construí mi muralla de plástico:

1) LAVADO: llené de agua las botellas y las introduje en un balde con agua para ablandar las etiquetas pegadas que tenían algunas.

Primer paso

2) DIVISIÓN DE LA BOTELLA: debe dividirse en tres partes. Cada una tendrá una función. Ver fotos.

Segundo paso

3) COLGANTE: en la parte 1 de la botella se marcan dos ventanas con marcador o fibrón, como se ve en las fotos, y se cortan con tijera o cutter las dos partes marcadas, quedando así dos tiras que sujetan el resto de la botella.

Tercer paso.3    Tercer paso

4) PREPARACIÓN PARA EL DRENAJE: en la parte 3 se practican unos orificios para el drenaje.

Cuarto paso

5) DRENAJE: una vez realizadas las perforaciones, si se dispone de un poco de grava fina para evitar obstrucciones se coloca en el fondo, y si no directamente la tierra preferiblemente abonada, que no debe sobrepasar más de la parte número 3 previamente marcada.

Quinto paso.2

6) TRASPLANTE: toda la parte 2 de la botella se rellena con la planta que se quiere trasplantar, sin pasarse de dos dedos del borde, aproximadamente.

Sexto paso

Algunos Tips:

  • Hacer orificios pequeños para no perder tierra
  • No echar demasiada tierra para que no desborde y se empape bien
  • Son más útiles las botellas grandes que las chicas
  • Para colgar las botellas se recomienda usar alambre fino galvanizado en doble alambre y no cabos de nylon, porque el agua y los rayos ultravioleta del sol los degradan y caerán cuando la planta esté grande y bonita

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_images_carousel images=”3968,3972,3973,3974,3967,3965,3964,3963,3975,3976,3977,3978″ onclick=”link_image” custom_links_target=”_self” mode=”horizontal” speed=”2000″ slides_per_view=”1″ autoplay=”yes” hide_pagination_control=”” hide_prev_next_buttons=”” partial_view=”” wrap=”” img_size=”large”][/vc_column][/vc_row]

¿Qué haces con tus envases?

Una empresa que recicla agua

Flor de leche: de los quesos al reciclaje de agua

 

En Bolivia hay una empresa que se dedica a la producción de quesos y que se llama Flor de Leche. La materia prima que utiliza viene de tambos de 180 pequeños productores cercanos a la planta, ubicada en Achocalla, a 15 kilómetros de La Paz.

Hasta ahí, todo es normal. Sin embargo, Flor de Leche se autoproclama una empresa “ecosocial”. ¿Por qué? Porque se encarga de reciclar el 100% del agua que se utiliza en la producción de los quesos. Hablamos de entre 3.000 y 8.000 litros de agua por día, que quedan con restos de leche, queso o detergente, y que pasan por un proceso de “curado” o reciclaje para luego ser usados en el riego de los campos de la localidad. Además, también se utiliza el suero sobrante de los quesos para alimentar a los animales.

En fin, una empresa comprometida con el medio ambiente y la comunidad. Buen ejemplo para hacer visible.

 

¿Conoces algún caso similar? ¿Sabes de alguna empresa en tu comunidad que realice acciones para cuidar el ecosistema? ¡Cuéntanos!

 

Más información:

http://www.paginasiete.bo/sociedad/2016/11/28/flor-leche-experiencia-reciclaje-agua-118465.html