Entradas

Mangabeira Unger: “El triunfo de Trump puede crear una nueva relación con Sudamérica”

El reconocido profesor de Harvard y ex ministro de Lula analizó las razones del triunfo del magnate y las perspectivas de su futuro gobierno.

 

Roberto Mangabeira Unger casi no precisa presentación. Figura entre los principales pensadores contemporáneos y participa activamente en la política brasileña. Fue ministro de Asuntos Estratégicos en el segundo gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva y continuó durante el primer período de Dilma Rousseff. Hoy defiende abiertamente la candidatura presidencial del ex gobernador Ciro Gomes, del Partido de los Trabajadores, para las elecciones brasileñas de 2018. Autor de una veintena de libros, Mangabeira es profesor desde 1976 en Harvard.

Días después de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, en una entrevista con Clarín, desde su oficina en la prestigiosa Universidad estadounidense, el experto habló del significado del futuro gobierno de Donald Trump para ese país y para América del Sur. Juzgó que para los sudamericanos esta puede ser una oportunidad para una nueva relación con Washington.

-¿Qué representa Donald Trump: un destructor de las reglas políticas vigentes en Estados Unidos?

-La razón básica que explica la victoria de Trump fue el abandono de la clase trabajadora blanca del país por parte del Partido Demócrata. En la segunda mitad del siglo XX, los demócratas no lograron construir un sucedáneo del New Deal: un proyecto capaz de atender los intereses de la mayoría trabajadora blanca del país. En su lugar, esbozaron una alianza de minorías y se dedicaron a atender la agenda social de la clase adinerada.

-¿Y el Partido Republicano hizo algo diferente?

-Los republicanos aprovecharon para ganar y ejercer el poder por medio de una fórmula: concesiones materiales a las clases adineradas (por ejemplo, con la reducción de impuestos) y concesiones morales para las clases sin dinero (por ejemplo, la lucha contra el aborto). Todo eso explica el gran vacío que se construyó en la política norteamericana, con la coexistencia de esos dos proyectos, el demócrata y el republicano. Trump percibió y se valió de esa orfandad polí- tica de la mayoría trabajadora. Esa es la explicación de esta elección. No fue una gran victoria, ya que Trump recibió menos votos que su rival demócrata Hillary Clinton pero venció en el colegio electoral. Sin embargo como obtuvo el apoyo de la mitad de la población, él representa un revulsivo impresionante.
-¿Por qué usted habla de revulsión? ¿No era previsible que esto ocurriera?

-Tendría que haberse previsto. Pero el ejército de comentaristas y lobbistas, como también el grueso de la gente del aparato político, no imaginó el grado de fragilidad de la situación política que existía, y existe, en los Estados Unidos. Fue necesario que un outsider de la política lo percibiese y aprovechase. De no ser Trump, habría sido otro.
-Si se puede pensar que por, ser empresario, Trump será un negociador, ¿a qué le teme Wall Street?

-El temor se genera porque, estos que usted mencionó, están acostumbrados a controlar la política mediante la opinión y el dinero. Y cuando la política se muestra tal como es intrínsecamente: es decir, incontrolable, ellos se asustan. Es natural.

-Muchos analistas han interpretado la victoria de Trump como si se tratara del advenimiento de un nuevo paradigma. ¿Cree que es así?

-El éxito de Trump al aprovecharse de ese vacío no significa que él proponga un proyecto consistente. Atacar inmigrantes, restablecer barreras arancelarias, subsidiar el capital privado para construir infraestructura y enfocar la política exterior en el combate contra el radicalismo islámico, es batirse en retirada. No es engrandecer sino empequeñecer el país. Los problemas estructurales de Estados Unidos son básicamente los mismos que enfrentan Europa y América del Sur en la actualidad. Pasan por asegurar que la nueva economía del conocimiento se desarrolle de manera socialmente incluyente, en vez de confinarla a vanguardias relativamente aisladas dentro de cada economía nacional. El debate es cómo generalizar una educación analítica para todos y no solo para una pequeña élite; y cómo organizar una democracia de alta energía que no necesite de la crisis para permitir cambios.

-¿Y cómo será esto posible?

-Para todo eso es preciso tener una visión estructural y una agenda concreta de innovaciones institucionales, de manera de organizar una economía de mercado y una democracia representativa. Es eso exactamente lo que le falta a las izquierdas contemporáneas.

-¿Cómo puede impactar en América del Sur el gobierno Trump?

-Pienso que crea una oportunidad para construir otro tipo de relación con Estados Unidos. El nuevo gobierno no tendrá un proyecto definido para los sudamericanos. No habrá de proponer ninguna nueva versión del Alca bajo el liderazgo estadounidense. Y compartirá, con nosotros, un interés común en imponer límites a la expansión de China en nuestro hemisferio. Para nosotros es vital que se evite una relación neocolonial con China como aquella que los chinos vienen construyendo con los países africanos. Somos nosotros los que tendríamos que tomar iniciativas para construir esa nueva relación con Estados Unidos basada en una alianza concreta e intereses y valores comunes. Pero veo en esto tres obstáculos, aun cuando son superables. El más importante es nuestra falta de proyecto interno propio; aun cuando no deben descartarse las directrices históricas de la política exterior norteamericana y la demolición de nuestra defensa (militar).

-Hay algunas razones para pensar que la política exterior de Donald Trump podrá impedir la construcción de esa nueva relación con Estados Unidos…

-Mire, desde la fundación de Estados Unidos la política exterior se basa en dos principios. El primero es impedir que un país cualquiera pueda consolidarse en una región dada como hegemónico, de modo que le sirva de base para buscar la hegemonía mundial. Y el segundo elemento es que Estados Unidos pretende ejercer una hegemonía incontrastable en el Hemisferio Occidental. Desde luego, estas condiciones son inaceptables para nosotros; y sabemos que el gobierno de Trump no irá a repudiarlas. Pero también podemos decir que no habrá de afirmarlas en forma agresiva. De allí la oportunidad de involucrar a los norteamericanos en un amplio rango de iniciativas comunes y paralelas, económicas y no económicas.

-Pero ¿usted considera que los sudamericanos están preparados para una relación de este tipo con la primera potencia mundial?

-Es difícil alcanzar ese objetivo si nuestros países fueran protectorados de Estados Unidos. Por esa misma razón, es necesario tener una defensa seria y una industria y tecnología del sector también seria. Basta señalar que nuestras comunicaciones con el resto del mundo dependen de ellos y que nuestras fuerzas armadas dependen del GPS norteamericano. Defensa, en primer lugar, significa tener la fuerza de decir no.

Irradia en Uruguay: Día 7 – Colonia

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Colonia, el final de nuestro viaje al más grande de los pequeños, Uruguay

[/vc_column_text][vc_column_text]

Ya sobre el Río de la Plata, queda nuestro último destino: Colonia.

La ciudad, cabecera del departamento homónimo, permite ver en los días de claridad, la gran urbe bonaerense al otro del río. Sin embargo, no se deja contaminar de la locura cosmopolita.

Un argentino que eligió vivir Colonia en su retiro, nos pasa un dato de interés. La Agencia de Desarrollo Local de Colonia Este, con base en Colonia Valdense (una localidad a unos pocos kilómetros sobre la ruta que va a Montevideo) merece nuestra visita.

El gerente de la Agencia de Desarrollo, un empresario lácteo de la zona, nos cuenta su funcionamiento. La articulación entre el sector público y el privado, es la clave que la hace útil.

La necesidad de reposicionar la actividad quesera, que por distintas razones, había comenzado a mermar, hizo que los productores de la zona se juntaran y desarrollaran un esquema de trabajo conjunto que les diera competitividad y revalorizara su labor. Había que hacer algo por la actividad.

Una mesa de productores delegados se reunió con representantes de la municipalidad para sacar desarrollar el fuerte de Colonia Este y apuntar a su crecimiento.

No sin dificultades, es cierto, pero la voluntad, la necesidad y la predisposición fijaron las bases para una conversación constructiva. El resultado de esto es la UTEC (Universidad Técnica de Colonia), un centro de investigación, aprendizaje e innovación que es referencia tanto dentro del Uruguay como en varios países de Sudamérica.

Y no es sólo eso lo logrado. Culturalmente, la actividad láctea también pudo reposicionarse y la misma Agencia de Desarrollo realiza, anualmente, el Concurso Internacional de Quesos, en el que participan productos (y productores) de distintos países de América Latina y el mundo.

 

Esta experiencia, las conversaciones con cada persona durante el recorrido por las rutas, ciudades y pueblos del país, y las observaciones y anotaciones que fuimos haciendo, nos obligan a decir algo. Uruguay es un país que ha crecido durante los últimos años. El contexto internacional ha ayudado , es cierto, pero la participación de la gente, la organización para ir detrás de un objetivo común y la voluntad de progreso, hicieron de motor para lograr verdaderos avances en muchos planos.

La eterna duda, similar a la de casi cualquier país de América Latina, es: ¿Qué habrá quedado de este avance cuando la ola empiece a bajar?[/vc_column_text][vc_basic_grid post_type=»post» max_items=»10″ style=»all» items_per_page=»10″ show_filter=»» element_width=»4″ gap=»30″ orderby=»title» order=»ASC» filter_source=»category» filter_style=»default» filter_align=»center» filter_color=»grey» filter_size=»md» button_style=»rounded» button_color=»blue» button_size=»md» arrows_design=»none» arrows_position=»inside» arrows_color=»blue» paging_design=»radio_dots» paging_color=»grey» loop=»» autoplay=»-1″ item=»none» taxonomies=»40″][/vc_column][/vc_row]

Irradia en Uruguay: Día 6- Nueva Palmira

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Uruguay: un viaje al más grande de los pequeños

[/vc_column_text][vc_column_text]Ya a la vera del río, una parada breve se hace necesaria. No se puede pasar de largo Nueva Palmira, si lo que estamos buscando son evidencias de algo que haya pasado durante los últimos años en término de progreso.

Allí, son incontables la cantidad de silos que rodean el puerto. El famoso crecimiento del agro que vivió el país durante los últimos años, y del que nos hablaron tanto en Durazno, Young y Dolores, aquí se hace verdaderamente visible.

[/vc_column_text][vc_single_image image=»1919″ border_color=»grey» img_link_large=»» img_link_target=»_self» img_size=»700×700″][vc_column_text]Distintas especies de aves revolotean el gigantesco y creciente predio de acopio de granos. Desde allí, barcos de distintas nacionalidades cargan con la producción agropecuaria del país y llevan los alimentos por el mundo.

Cada día, el Río Uruguay recibe un caudaloso tráfico naval desde el Río de la Plata. A veces, los vecinos de Nueva Palmira, que en su mayoría trabajan en el puerto, entran en un choque contradictorio: la actividad portuaria es la principal fuente de trabajo de la localidad, sin embargo, para algunos, los niveles de contaminación del aire y del agua, les preocupan en igual medida.

Los jóvenes, muchas veces, se van a estudiar a Colonia o Montevideo y, en varios casos, no vuelven, se quedan trabajando donde estudiaron. Esta realidad hace que Nueva Palmira reciba gente de otras localidades cercanas para ocupar puestos de trabajo en el imponente puerto.

Lee cómo continuó nuestro viaje en Colonia[/vc_column_text][vc_basic_grid post_type=»post» max_items=»10″ style=»all» items_per_page=»10″ show_filter=»» element_width=»4″ gap=»30″ orderby=»title» order=»ASC» filter_source=»category» filter_style=»default» filter_align=»center» filter_color=»grey» filter_size=»md» button_style=»rounded» button_color=»blue» button_size=»md» arrows_design=»none» arrows_position=»inside» arrows_color=»blue» paging_design=»radio_dots» paging_color=»grey» loop=»» autoplay=»-1″ item=»none» taxonomies=»40″][/vc_column][/vc_row]

Irradia en Uruguay: Día 5 – Dolores

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Uruguay: un viaje al más grande de los pequeños

[/vc_column_text][vc_column_text]Y llegamos a Dolores que, por su parte, no se queda atrás como localidad que ha crecido gracias al agro.

Los propios habitantes pueden hablar de eso en la calle. En la plaza, una señora nos cuenta cómo ve la evolución de Dolores. Casi su única queja viene por el lado del sistema de salud pública: demoras, falta de profesionales, infraestructura, etc.[/vc_column_text][vc_video link=»https://youtu.be/zbamfpLrvrQ»][vc_column_text]La directora del liceo local remarca, una vez más, la importancia que fueron tomando las UTU en este último tiempo. Nota cómo el colegio que dirige hace 30 años fue perdiendo cantidad de alumnos que prefieren inclinarse por las escuelas técnicas.

Ante la pregunta de la formación universitaria, reniega y dice que sólo hay cuatro lugares en el país con universidades: Montevideo, Colonia, Paysandú y Salto. “Ya fuimos a la capital a hablar para que se expanda las educación universitaria, pero no hay caso”, nos cuenta rendida. Sin embargo, le alegra saber que el doloreño tiene sentido de pertenencia y aunque se vaya a la ciudad a estudiar, muchas veces termina volviendo; o al menos lo hace durante la tradicional Fiesta de la Primavera, al arranque de la estación homónima.

No menos interesante es la visión del Alcalde de Dolores. Él dice que, efectivamente, la ciudad creció mucho durante los últimos años en base a la gran producción agropecuaria. Inclusive, asegura, desde su visión, que en todas las familias hay quienes trabajan en el campo.

Dice, también, que dos o tres empresarios del sector son los que más trabajo dan y son muy valorados por la comunidad, que vio un progreso individual y colectivo en su calidad de vida, al punto tal de que mucha gente logró comprar un terreno o terminar de hacer su casa.

Sin embargo, pone el ojo y su preocupación en que el contexto internacional parece estar cambiando; los precios de los alimentos disminuyeron forzadamente y eso hoy se ve en la ocupación de los doloreños: cada vez son más los que entran en Seguro de Paro, un sistema estatal, administrado por el Banco de Previsión Social, que otorga una mensualidad a las personas en situación de desocupación forzosa no imputable a su voluntad o capacidad laboral.

Esto realmente le preocupa al Alcalde, y nos provoca a preguntarle: “Pero, con todo el crecimiento de estos años, ¿no se hizo nada para prevenir una situación como esta?” La respuesta, para él, parece ser “no”.

¿Qué le deparará a Dolores de ahora en más? ¿Cuáles son las aspiraciones de este alcalde para el futuro de la ciudad que gobierna?

Tres ejes dominan la respuesta. Por un lado, la salud; las quejas de la señora de la plaza hacen eco en la alcaldía. Se necesitan, con real importancia, más profesionales de la salud, más infraestructura y mejor atención.

Por otro lado, la agregación de valor al agro (fabricación de maquinaria, elaboración de alimentos más allá del grano, denominación de origen de los productos, etc.).

Y finalmente, desarrollar el turismo de la localidad, principalmente incentivando a que la Fiesta Nacional de la Primavera, sea realmente nacional y atraiga gente de todo el país.

Así quiere ver este alcalde a su ciudad antes del año 2030, con un progreso real que se haya constituido en calidad de vida de sus habitantes.

Lee cómo continuó nuestro viaje en Nueva Palmira[/vc_column_text][vc_basic_grid post_type=»post» max_items=»10″ style=»all» items_per_page=»10″ show_filter=»» element_width=»4″ gap=»30″ orderby=»title» order=»ASC» filter_source=»category» filter_style=»default» filter_align=»center» filter_color=»grey» filter_size=»md» button_style=»rounded» button_color=»blue» button_size=»md» arrows_design=»none» arrows_position=»inside» arrows_color=»blue» paging_design=»radio_dots» paging_color=»grey» loop=»» autoplay=»-1″ item=»none» taxonomies=»40″][/vc_column][/vc_row]

Irradia en Uruguay: Día 4 – Young

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Uruguay: un viaje al más grande de los pequeños

[/vc_column_text][vc_column_text]Continuando por las rutas de Uruguay, un poco más al norte aparece Young, una pequeña localidad que vive, casi exclusivamente, del agro.

Allí, uno habla con la gente y todos dicen lo mismo: Young creció mucho gracias a los campos de la zona. Tal es así, que a la mañana, bien temprano, el cantar del gallo es reemplazado por las sirenas que avisan el transporte hacia los campos aledaños.

Lo mejor de Young, sin embargo, es que durante los últimos años supo capitalizar ese crecimiento económico de la actividad agropecuaria para poder avanzar en la calidad de vida de sus habitantes.

Una docente nos cuenta sobre el sistema educativo de Young y de Uruguay en general. La proliferación de las UTU (Universidad del Trabajo del Uruguay), que aunque el nombre tenga la palabra “universidad”, son escuelas técnicas. Esta es una realidad reciente, sobre todo en el interior. Son cada vez más y compiten con los liceos (escuelas secundarias).

En todo el país, cada establecimiento educativo de nivel primario o secundario cuenta con una organización de la sociedad civil local que administra fondos públicos y/o privados (de la comunidad) para su funcionamiento.

Inclusive, existen los CAIF (Centros de Atención a la Infancia y la Familia) , que son una política de estado con más de 25 años y cuyo objetivo es velar por la primera infancia de los niños, tanto en el plano de la educación, como en el de la alimentación, el de la salud y el de la contención.

En Young, por ejemplo, hay tres. Tenemos el privilegio de conocer uno, CAIF Younguitos, y de hablar con parte del personal multidisciplinario que trabaja allí. La integración, la diversidad de clases sociales y la participación ciudadana para administrarlo y sostenerlo, son conceptos claves que nos llevamos de ahí.

Lee cómo continuó nuestro viaje en Dolores[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_basic_grid post_type=»post» max_items=»10″ style=»all» items_per_page=»10″ show_filter=»» element_width=»4″ gap=»30″ orderby=»title» order=»ASC» filter_source=»category» filter_style=»default» filter_align=»center» filter_color=»grey» filter_size=»md» button_style=»rounded» button_color=»blue» button_size=»md» arrows_design=»none» arrows_position=»inside» arrows_color=»blue» paging_design=»radio_dots» paging_color=»grey» loop=»» autoplay=»-1″ item=»none» taxonomies=»40″][/vc_column][/vc_row]

Irradia en Uruguay: Día 3 – Durazno

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Uruguay: un viaje al más grande de los pequeños

[/vc_column_text][vc_column_text]Otra vez en el interior, misma ruta que antes, pero ahora es Durazno la localidad que nos recibe.

A la entrada hay un zoológico inmenso y un parque público gigantesco que contiene, a su vez, un anfiteatro.

Los alrededores de Durazno están crecidos de trigo y de máquinas agrícolas. A los costados de la ruta se ven grandes galpones y silos que, uno imagina, deben estar repletos de granos.

En la conversación con una emprendedora del agro, vecina de Durazno y nexo entre productores y empresas, reconocida por su confiabilidad, se deja ver una duda; para ella, “Durazno la vio pasar. A los productores les fue bien, a los empresarios les fue bien, pero al resto de los habitantes, el crecimiento del agro no les llegó. Se sobrevalora a Durazno”.

No le convencen ni la atención médica ni la educación de su ciudad. Hasta tuvo que pelear con el colegio de su hijo para que incluyeran la modalidad bilingüe.

Se considera una emprendedora que le fue bien, pero por su empuje, no por una transformación social.

¿Y a futuro? “Las generaciones actuales tienen el poder de la tecnología en las manos. Las aspiraciones comunes que tienen las pueden ir sumando en sus grupos de Whatsapp y así empujar todos en el mismo sentido”, dice con esperanza mientras nos despide de su oficina a las afueras de Durazno, en un descampado frente a la ruta.

Lee cómo continuó nuestro viaje en Young[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_basic_grid post_type=»post» max_items=»10″ style=»all» items_per_page=»10″ show_filter=»» element_width=»4″ gap=»30″ orderby=»title» order=»ASC» filter_source=»category» filter_style=»default» filter_align=»center» filter_color=»grey» filter_size=»md» button_style=»rounded» button_color=»blue» button_size=»md» arrows_design=»none» arrows_position=»inside» arrows_color=»blue» paging_design=»radio_dots» paging_color=»grey» loop=»» autoplay=»-1″ item=»none» taxonomies=»40″][/vc_column][/vc_row]

Irradia en Uruguay: Día 2 – Montevideo

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Uruguay: un viaje al más grande de los pequeños

[/vc_column_text][vc_column_text]Continuando con nuestro viaje, continuamos hacia Montevideo, donde descubrimos que la familia con la que hablamos en Trinidad tenía razón, Montevideo es otra historia. Tiene las complicaciones de los grandes centros cosmopolitas: el tráfico, la inseguridad, la intolerancia, la polución, etc.

Sin embargo, esa rambla es maravillosa. La playa sobre el Río de la Plata se ofrece cálida y llamativa para pasar el día entero hasta que oscurece y la cubre un viento refrescante.

Si uno viene de algún lugar sin rambla, no puede dejar de cenar en algún restaurant de esos que balconean sobre la playa. Allí encontrará algunas historias interesantes…

Un mozo y una moza agradecen la posibilidad de decir cómo ven al Uruguay. Él, de Paysandú, asegura que la vida en Montevideo es muy cara, que sólo alcanza para subsistir, pero que así y todo, es mejor que en el interior, donde percibe que no hay oportunidades. Argentina le parece un país mucho más próspero en comparación con Uruguay.

Ella, que vivió en el sur del conurbano bonaerense, asegura que en Argentina se vive mejor, que es todo más barato y que se puede progresar. Sin embargo, y al ser madre puede decirlo, asegura que la educación es mejor en Uruguay.

Piensa en volver a Argentina, pero teme que su hijo pierda calidad educativa.

 

Lee cómo continuó nuestro viaje en Durazno[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_basic_grid post_type=»post» max_items=»10″ style=»all» items_per_page=»10″ show_filter=»» element_width=»4″ gap=»30″ orderby=»title» order=»ASC» filter_source=»category» filter_style=»default» filter_align=»center» filter_color=»grey» filter_size=»md» button_style=»rounded» button_color=»blue» button_size=»md» arrows_design=»none» arrows_position=»inside» arrows_color=»blue» paging_design=»radio_dots» paging_color=»grey» loop=»» autoplay=»-1″ item=»none» taxonomies=»40″][/vc_column][/vc_row]

Irradia en Uruguay: Día 1 – Trinidad y Florida

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Uruguay: un viaje al más grande de los pequeños

[/vc_column_text][vc_column_text]

El silencioso país y su evolución

[/vc_column_text][vc_column_text]

 ¿Cómo hablar de Inspiración para el desarrollo detrás de una computadora? ¿Cómo mostrar realidades de distintos puntos de la región latinoamericana sentados en un escritorio? ¿Cómo descubrir realidades en las sociedades si no vamos a verlas?

Llegó la hora de salir a la cancha.

Un auto, dos personas, un cuaderno, un bolígrafo y un celular. El equipaje necesario para andar durante una semana en algunos lugares de la República Oriental del Uruguay.

¿Qué pasó allí durante los últimos años? ¿En qué mejoró la calidad de vida de las personas? ¿En qué empeoró? ¿Dónde se ven avances y retrocesos? ¿A qué se deben estos mismos? ¿Qué piensa un mozo, un empleado, un docente, un alcalde? ¿Qué fue y qué es hoy cada localidad del Uruguay? Queremos ver qué respuestas tiene la gente a estas preguntas desde su percepción.

Una hoja entera garabateada de preguntas nos saca del mundo online y nos lleva a la calle. Trinidad es el primer punto de encuentro entre Irradia y la gente.

La Reserva Natural Rodolfo Tálice congrega centenares de personas durante los días de fin de semana. Familias de Trinidad y localidades cercanas se encuentran allí, en uno de los tantos espacios públicos y verdes que hay a lo largo y a lo ancho del país.

Un mate, una pelota o una conversación, son parte de la cultura del pueblo uruguayo. No hay edificios de departamentos en Trinidad, son todas casas, en su mayoría con algunos metros de parque. Sin embargo, la gente acude al espacio público y mantiene su cuidado de forma ejemplar.[/vc_column_text][vc_single_image image=»1899″ border_color=»grey» img_link_large=»» img_link_target=»_self» img_size=»500×500″ alignment=»center»][vc_column_text]Una competencia deportiva infantil sitia la ciudad por completo. La propia reserva está plagada de niños de distintos puntos del país. Momento indicado para acercarse a hablar con los profesores.

Dos hermanos son los entrenadores de básquet de uno de los clubes competidores. Son de Montevideo y les resulta extraña la tranquilidad del interior del país. Ante la pregunta de si reconocen una evolución del Uruguay durante los últimos años, primero callan y luego aseguran que el interior se vio beneficiado con el avance de la actividad agropecuaria, pero que aquel beneficio, sólo ha quedado en manos de unos pocos.

La encargada de la proveeduría de la reserva, cuenta la historia de Trinidad y habla del valor que le da la gente a los espacios públicos, no sólo en su uso sino también en su mantenimiento.

No miente, el lugar se ve impecable, claramente la comunidad lo cuida.[/vc_column_text][vc_column_text]Algo similar sucede en Florida, otra localidad, ya más cercana a la capital. Allí, los espacios públicos son casi tan grandes como el espacio ocupado por viviendas.

Dos grandes parques, enfrentados, uno de cada lado del río, son el epicentro de la vida de fin de semana de los pobladores.

Un empleado municipal, su esposa, su hija y su yerno, se encuentran cada domingo (sobre todo en primavera y verano) a tomar mate, conversar o simplemente respirar el verde tupido y envolvente del parque.[/vc_column_text][vc_single_image image=»2286″ border_color=»grey» img_link_large=»» img_link_target=»_self» alignment=»center» img_size=»500×500″][vc_column_text]De igual manera, del otro lado del río, una familia numerosa de locales y montevideanos ocupa una parcela pública con una parrilla, mesas, agua corriente y electricidad para pasar el domingo haciendo un asado.

La seguridad, la tranquilidad y la pulcritud, de nuevo son el eje del discurso de la gente. Tanto el municipal y los suyos, como esta familia, resaltan la utilidad de este tipo de espacios. “En Montevideo esto no se encuentra”, asegura el que hace el asado, orgulloso de este lugar.

Lee cómo continuó nuestro viaje en Montevideo[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_basic_grid post_type=»post» max_items=»10″ style=»all» items_per_page=»10″ show_filter=»» element_width=»4″ gap=»30″ orderby=»title» order=»ASC» filter_source=»post_tag» filter_style=»default» filter_align=»center» filter_color=»grey» filter_size=»md» button_style=»rounded» button_color=»blue» button_size=»md» arrows_design=»none» arrows_position=»inside» arrows_color=»blue» paging_design=»radio_dots» paging_color=»grey» loop=»» autoplay=»-1″ item=»none» taxonomies=»40″ exclude_filter=»40″][/vc_column][/vc_row]

Una semana para hablar de un Derecho Humano Básico

 

Algo tan común para algunos y tan difícil para otros, también tiene su semana

La semana del 12 al 16 de octubre no es una semana más, es la Semana Mundial de la Alimentación. Y aunque para cualquiera que esté leyendo esto, alimentarse no sea más que una cuestión rutinaria, para 795 millones de personas en el mundo (el 13% de la población), es una preocupación diaria. Te invitamos a conocer la agenda de la semana propuesta por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), para que estés al tanto de todo lo que sucede en América Latina y el Mundo en relación a la alimentación:

 

 

Lunes, 12 de octubre

42 período de sesiones del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial El CFS42 se celebra entre el 12 y el 15 de octubre en la sede de la FAO en Roma. El evento será retransmitido por webcast a partir de las 9.30 h CET. Hashtag en Twitter: #CFS42

Inauguración de la exposición sobre el 70 aniversario de la FAO en la sede de la Organización Con ocasión del 70 aniversario de la fundación de la FAO, se presentará una exposición fotográfica en la sede de la FAO. Hashtag en Twitter: #UNFAO70

Martes, 13 de octubre

Lanzamiento de El estado mundial de la agricultura y la alimentación 2015 Lanzamiento de la nueva edición de la publicación insignia de la FAO El estado mundial de la agricultura y la alimentación, Protección social y agricultura: romper el ciclo de la pobreza rural. El evento será retransmitido por webcast a partir de las 12 h CET. Hashtag en Twitter: #SOFA15.

 

Viernes, 16 de octubre

Ceremonia del Dia Mundial de la Alimentación 2015 en Expo Milan El Día Mundial de la Alimentación 2015 se celebrará a nivel internacional con eventos en todo el mundo. La ceremonia oficial tendrá lugar en la Expo Milán 2015. El evento será retransmitido por webcast a partir de las 11.15 h CET. Hashtag en Twitter: #WFD2015

 

 

Para conocer más dentro del sitio de la FAO, haz click en este enlace: http://www.fao.org/about/meetings/world-food-week/es/

 

NAC: todo arranca con tres letras

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Tres países muy distintos, tres países muy iguales

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Iniciemos un juego y pasemos rápidamente a otra cosa. Anotemos en algún lado los primeros tres países que se nos vienen a la cabeza cuando hablamos de “potencias mundiales”. Ahora, sigamos el artículo. Volveremos sobre el juego más adelante.

Si uno lee o escucha “NAC”, posiblemente piense en un término informático, en la palabra nacional abreviada, o en la forma distorsionada de un golpe a la puerta. Sin embargo, el término NAC puede ser la forma contemporánea de nombrar el desarrollo económico y humano: Noruega, Australia, Canadá.

¿Por qué habrían de conformar una sigla las iniciales de estos tres países y no las de otros? ¿Por qué no Honduras, Etiopía y Serbia (HES), por decir tres al azar? No están en una misma región geográfica, en algunos casos no comparten idiomas, y además sus culturas son muy distintas entre sí.

¿Qué es, entonces, lo que vincula a Noruega, Australia y Canadá para que compartan la pertenencia a una misma sigla?Tal vez la respuesta nos condicione el resto del juego. Sin embargo, veamos de qué se trata. Los NAC (así es como se los llama) son los países que sirven de inspiración cuando hablamos de calidad de vida. Sus modelos de desarrollo la tienen como objeto directo. Salud, educación, trabajo, seguridad, libertades; todo parece converger en cada uno de estos países como en un círculo virtuoso. No tienen las economías más fuertes del mundo, pero son muy competitivas. Encabezan las tablas de todos los índices que miden el desarrollo humano, figuran permanentemente como los mejores países para vivir, tienen porcentajes de pobreza muy bajos, calidad educativa de primer nivel y una capacidad de planificación y organización colectiva que les permite anticiparse y sobreponerse a los problemas.

Lo fundamental o la base para mantenerse así, es que no pierden de vista a las personas. Y saben que ninguna sociedad puede progresar y alcanzar resultados de estas características, si no logra hacer fuertes, inclusivas y estables a sus instituciones. En efecto, las instituciones son lo único capaz de crear certidumbre en una sociedad acerca de su futuro. Y esto es así porque, en parte, lo construyen.

Por eso, en cada uno de estos tres países, el rol de las instituciones, en concordancia con la participación ciudadana, es central.

El ecualitarismo, además, es otro pilar del desarrollo de los NAC. Esto quiere decir que son sociedades basadas en la igualdad de oportunidades. Todos los sectores sociales logran una concertación nacional que posibilita un nivel de vida digno al conjunto de los ciudadanos, sin condicionamiento de clases.

Por todo esto, los NAC parecen emerger como referencia para los países de América Latina y el mundo, en su búsqueda de progreso y desarrollo humano. Las capacidades sociales de integración, igualdad y consolidación institucional que se ven en Noruega, Australia y Canadá, dibujan un camino que resulta estimulante para las naciones de nuestra región, y aunque no existe un mapa exacto para seguirlo, resulta muy útil ver cómo hicieron otros para recorrer el suyo con éxito.

Finalmente, retomemos el ejercicio inicial. ¿Qué países se nos vienen a la cabeza cuando pensamos en “potencias mundiales”?

Si la respuesta tiene que ver con los NAC, tal vez hayamos acertado. Ahora bien, si queremos ganar en serio el juego, deberíamos intentar agregar nuestra inicial a esa sigla.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]